5 reacciones del euro ante la turbulencia española

450

En los últimos meses España ha sufrido una crisis institucional motivada por el desafío independentista de Cataluña, una de sus regiones económicamente más importantes.

A día de hoy la crisis se ha zanjado con la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy en defensa del orden constitucional español. El Gobierno central, mediante la aplicación del artículo 155 de la constitución española ha cesado a los responsables de promover el intento de declaración de independencia y ha convocado elecciones autonómicas para Cataluña el próximo 21 de diciembre. Esta actuación ha puesto fin a meses de incertidumbre política que han tenido su reflejo en los mercados financieros y, muy en particular, en la moneda europea.

Desde el pasado mes de septiembre la actualidad política de Cataluña ha estado en el punto de mira de los inversores internacionales, lo que ha provocado estas reacciones en la moneda europea:

1- Depreciación después del referéndum por la independencia

En la primera semana de octubre, poco después de la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre, y con el impacto reciente de las imágenes de los disturbios de dicha jornada, la moneda europea sufrió un retroceso frente al dólar estadounidense de casi el 1%.

2. Estabilización ante el anuncio de medidas del Gobierno Central

Según avanzó el mes de octubre, el convencimiento de que el Gobierno Central tomaría medidas frenó el retroceso del euro frente al dólar, situándolo en la línea clavicular de la formación hombro-cabeza-hombro que la cotización del par euro/dólar ha venido desarrollando desde el pasado mes de agosto.

3. Incremento de las primas de riesgo de la deuda en euros de Cataluña

Esta inestabilidad política también ha tenido su efecto en la prima de riesgo de las emisiones de deuda en euros realizadas por el Gobierno catalán. Las rentabilidades de estas emisiones se dispararon en las jornadas previas a que el Parlamento de Cataluña realizase una Declaración Unilateral de Independencia que, a la postre, sus propios instigadores han reconocido sin ningún valor jurídico.

4. Aumento de la volatilidad en la cotización del euro frente al dólar

La incertidumbre vivida en España en este mes de octubre ha tenido otro reflejo en la volatilidad diaria registrada en la cotización del par euro/dólar. Tomando como referencia los últimos seis meses, la volatilidad fue máxima en la última semana de septiembre y en la primera semana de octubre.

Esta volatilidad, que también se trasladó al mercado de acciones español supuso, por otro lado, una oportunidad de inversión en trading para los expertos en trading que se beneficiaron de las altas oscilaciones de la moneda.

5. Inicio de un movimiento alcista una vez superada la crisis

A día de hoy el proceso independentista ha sido desactivado y la cotización del euro frente al dólar vuelve a estar influida, como es lo habitual, por la política comercial europea y norteamericana y por los movimientos del BCE. Por otro lado, a nivel técnico, esta segunda mitad del mes de noviembre presenta un gran interés ya que la cotización del par euro/dólar acaba de romper la línea de resistencia de la directriz bajista que unía los máximos decrecientes desde el mes de septiembre. Todavía es pronto para poder hablar de una ruptura en dicha tendencia por lo que de aquí al final del año, una vez pasada la crisis española, se deberá prestar atención al euro en su intento de retomar la senda alcista frente a su par norteamericano.

  • Hugo Beal

    Especulaciones sin base y suponiendo conocimiento de un “Colaborador” ocioso
    que no tiene idea de la fortaleza del Euro…. Nada más..

  • Francisco Urrea

    …….la incertidumbre vivida en España. Un poco lejos de la realidad este articulo. La realidad es: Los Independentista ganarón las elecciones, despues del golpe de los españoles. Y estas fuerón ganadas con los candidatos presos.!!! Quiere decir que en una sitación normal de elecciones , “libres”, la situación en las urnas sería mucho más díficil para los brutos. Pues es solo un problema de mentalidad española, Brutus Politicus. Se debe negociar, como es normal en la politica (Por ejemplo que ellos manejen sus impuestos, sus escuelas, su idioma).