REVIEW | Fitbit Ionic: para los deportistas y no tan deportistas

670

Hace no mucho tiempo, cuando empezábamos a ver los primeros smartwatch en el mercado, muchas personas hablaban que no eran muy útiles en el día a día… pero esta situación a solo años desde su primera aparición, ha ido cambiando drásticamente. De hecho, hoy en día estos relojes inteligentes no solo nos acompañan en nuestra rutina, sino que también nos entregan herramientas potentes en cuanto a nuestro desempeño contra el sedentarismo, informándonos cuantas calorías quemamos en el día, incitándonos a realizar deportes, etc. En el fondo, es una herramienta potente que no podemos dejar de aprovechar al 100%.

Esta semana probé el nuevo Fitbit Ionic, el cual pertenece a esta famosa marca de productos para entrenamiento, que en esta nueva versión, se atrevió a darle un giro a su dispositivo, agregándole características bastante interesantes y potentes… una mezcla de deporte y elegancia en el día a día.

Este reloj tiene una pantalla LCD de 1,42 pulgadas con una muy buena resolución, donde les anticipo que se ajusta bastante bien para usarla cómodamente con los dedos. De hecho su pantalla está fabricada con cristal Con ing Gorilla Glass 3, el cual es ideal para resistir golpes y arañazos (en el caso que tus deportes sean más extremos). Tiene un sistema operativo propio llamado Fitbit OS, la cual le permite funcionar perfectamente en dispositivos Android con bluetooth 4.0, que te dejará conectar tu celular y unos audífonos a la vez, creando una experiencia completa.

Dentro de sus funciones, también cuenta con una opción de brillo automático, que hace que su lectura sea muy sencilla, incluso cuando le llega el sol en forma directa. Tiene tres botones con bordes curvos, que hacen que navegues sin problemas.

Pero la pregunta principal es ¿Funciona correctamente como smartwatch? La respuesta: bien, pero con ciertas limitaciones que de seguro van a ir mejorando con el tiempo. Por ejemplo, no puedes contestar llamadas desde el reloj (a menos que tengas audífonos inalámbricos conectados), tampoco te permite contestar desde el propio dispositivo mensajes de WhatsApp, Facebook Messenger, mensajes de texto, entre otros.

Aunque mientras probaba el dispositivo, me llegó la opción de actualizar su sistema operativo. Dentro de las novedades, tenemos una nueva galería de aplicaciones que van desde mediciones cuando juegas tenis, hasta “Clue”, que es un sistema ginecológico, que les permite a las mujeres saber sus ciclos menstruales y sus síntomas. De hecho, tenemos más de 60 aplicaciones nuevas gratuitas y 100 carátulas para personalizar el dispositivo.

La monitorización es impresionante. De verdad creo que saber cuántos pasos diste, cuántas calorías quemaste o qué tal la calidad de tu sueño, son datos que nos sirven no solo para tenerlos dentro de un dispositivo, sino que también para generar planes potentes de entrenamiento diarios u ocasionales. Este reloj permite a una persona que mezcla su trabajo y el ejercicio, llevar un conteo potente de sus logros. Y por supuesto tener claro de como te va motivando el reloj para ir cumpliendo los objetivos.

Yo debo confesar que tengo problemas graves para dormir. Así que le metí manos a una de sus funciones más exitosas: el monitoreo del sueño. Este reloj sabe cuándo nos vamos a dormir y cómo anduvo la calidad del descanso. Puede medir los ciclos de nuestro sueño y armarnos un plan para saber cuál es nuestra hora ideal para ir a la cama a descansar. Tienes estadísticas para ir viendo los avances en el tiempo. Pero para mi lo principal, es que nos permite comparar nuestro descanso con el de otros usuarios de nuestras misma características físicas. En esto, la marca le lleva la delantera a todos los otros dispositivos, aunque es muy similar al Samsung Gear S3, quien debo admitir que también se maneja muy bien con esto temas.

Y si estás partiendo en el entrenamiento, te propongo que revises la opción “coach” que trae este gadget. Existen varias rutinas que el sistema te entrega dependiendo de tu necesidad. Por ejemplo, hay rutinas solo para quemar grasa que pueden durar un par de minutos, o entrenamientos más potentes para entrenar partes especificas de nuestro cuerpo como brazos o pectorales. Y ojo, que las rutinas te las muestra en la pantalla del reloj con una muy buena calidad, marcando incluso los intervalos, tiempos, descansos, metas, etc.

Como conclusión de este reloj, que te permite sumergirlo hasta 50 metros de profundidad en el agua, es que es un dispositivo bastante potente, enfocado al 100% en los deportistas y los que están entrando al mundo fitness. Creo que las funciones de entrenamiento y vida sana están muy bien cubiertas para empezar a entrenar desde el primer día. Ahora es cosa de animarse y probar este smartwatch, que sigue avanzando en tecnología deportiva dentro de un mercado cada vez más demandante por saber todo lo posible de sus logros fitness. Recomendado.

 

 


*Nicolás Symmes es experto en tecnología y nuevas tendencias. Dedicado al marketing y asesorías comunicacionales, la tecnología es su copiloto.