$724.000 al mes gasta el Estado por cada preso en el país

Según información proveniente del Ministerio de Justicia, hay 41.496 personas privadas de libertad en Chile.

531

El Estado de Chile gasta $724.000 mensuales para mantener a un preso, según informó el Ministerio de Justicia a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado, el pasado 30 de noviembre.

La información publicada este miércoles en La Tercera destaca que al 30 de noviembre pasado, el número de personas privadas de libertad alcanzó las 41.496, por lo que el costo mensual por parte del Fisco en esta materia es cerca de $30.049 millones. 

El diario, además, compara este gasto con el desembolso estatal en los niños del Servicio Nacional de Menores (Sename), que alcanza a los $294.000 mensuales. 

El presidente de la Comisión de Justicia del Senado, Felipe Harboe (PPD), declaró que “este es el costo que se debe realizar para mantener a los presos. El punto es si esa cantidad que está invirtiendo el Estado genera condiciones de dignidad a los internos y mi percepción es que eso no es así”.

Añadió que “se está pagando una cantidad de plata que no garantiza la dignidad de los reos, ni tampoco su reinserción laboral y social. Lo que se requiere hoy día es tener, definitivamente, un plan de infraestructura carcelaria, para terminar con el déficit que hay y así establecer que cada interno tenga un espacio determinado”.

A su vez, el defensor nacional Andrés Mahnke señaló que el gasto es elevado. “Tenemos cerca 47 mil internos en nuestras cárceles de adultos. Lo problemático es que estamos hablando de una cantidad importante de recursos. Por eso, nosotros hemos sostenido que no estamos en contra de la privación de libertad por dogma, buscamos que se haga un uso racional de esta”, indicó.

Gendarmería, en tanto, declaró que “el gasto está destinado a todo el ámbito penitenciario, dado que corresponde a la distribución del total de la ejecución presupuestaria del servicio, en relación a la población penal con que cuenta cada una de las cárceles. Más específicamente, gastos en recursos humanos, operacionales (alimentación, alojamiento, seguridad, entre otros) e inversiones”.

También enfatizó que esta cifra corresponde a un promedio nacional dentro de los penales tradicionales. “Por lo tanto, no cuesta lo mismo un reo en la Cárcel de Alta Seguridad que uno de la prisión de Valparaíso, ya que la información analiza el gasto de cada establecimiento en relación a su población recluida y cantidad de personal a cargo”, expresó la institución.