La vida post PSU: qué hacer mientras esperas los resultados

Muchos jóvenes consideran que es la decisión más importante de sus vidas. Conoce las opciones que puedes tener según tu puntaje.

247

Es importante tener espacios de distención, relajarse y hablar de otros temas, porque la vida sigue y no hay mucho que hacer en este periodo. Lo que sí es importante -si es que no lo has hecho durante el año- es revisar las distintas opciones que existen de carreras, universidades, financiamiento, entre otros, considerando los intereses y los objetivos de vida que tienen”, recomendó la psicóloga y académica de Pedagogía en Educación Diferencial, Daniela Muñoz.

Hay que tener en cuenta que cuando se entregan los resultados son solo tres los días para tomar la decisión y postular. Conocer las distintas opciones que se podrían tomar, tanto si los resultados son los que se esperaban como si no, haciendo planes para ambos casos, es uno de los principales consejos de la experta.

Si el puntaje no alcanzó para lo que querías estudiar, nunca es bueno elegir una carrera por descarte ni menos algo que no te gusta, solo por el puntaje. La académica contó que hay otras alternativas, por ejemplo, si quieres estudiar una carrera del área de la salud, “puede ser una buena opción elegir un Bachillerato en Ciencias, aunque esto no asegura un cupo en la carrera que deseas, sino que implica cumplir con requisitos durante el período de estudio. Por lo mismo es importante informarse claramente de las condiciones que implica cursar un programa como este”, dice.

En otra área, en la U. San Sebastián existe la carrera de Ingeniería Civil Plan Común, donde al finalizar se puede elegir cualquier ingeniería civil. Nuevamente, menciona, lo importante que es “estar muy informados de las condiciones y considerar los distintos escenarios que se pueden dar”, explicó Muñoz.

Otra opción válida es preparar nuevamente la PSU. Para ello, la académica aclaró que es recomendable tener una actividad paralela a los estudios, ya que el enfocarse solo a preparar la prueba, muchas veces genera más ansiedad de la que se tuvo la vez anterior en que se rindió el examen.

Finalmente, hace hincapié en el apoyo de los padres, amigos o familiares directos en este proceso. “Sobre todo deben reconocer el esfuerzo que haya hecho el estudiante, reconocer los intereses y siempre transmitir que existen más opciones”, afirmó.