La postergación del plazo presentación del Formulario N° 22

1442

*Por Alejandro Vera Espinosa

El Art. 69 de la Ley sobre Impuesto a la Renta establece como norma general que las declaraciones anuales de los impuestos contenidos en dicha ley, deberán ser presentadas en el mes de abril de cada año, respecto a las rentas obtenidas o atribuidas en el año calendario comercial anterior.

En un comienzo la definición de este plazo por parte del legislador fue de toda lógica, dadas las características que poseía nuestra economía en ese entonces, así como los aspectos técnicos asociados al proceso de operación renta, donde la mayor parte de los esfuerzos de los contribuyentes se destinaban al cumplimiento de la obligación tributaria principal (pago del impuesto), sin que las obligaciones de carácter accesorias, como es el caso de las Declaraciones Juradas (DJ), fueran necesariamente incidentes en ello.

Con el pasar de los años los cambios en la forma de hacer los negocios, la consecuente apertura de los mercados internacionales y los cambios en las regulaciones, especialmente en materia tributaria, han obligado al SII a aumentar paulatinamente las obligaciones de carácter accesorias (DJ) que deben cumplir los contribuyentes asociadas a este proceso, que le han permitido llevar a cabo con mayor eficiencia su rol fiscalizador e incluso facilitar el cumplimiento tributario de los contribuyentes.

Considerando el ejercicio comercial 2016, donde aún no se encontraban plenamente vigentes los nuevos regímenes de tributación de rentas empresariales introducidos por la Reforma Tributaria del año 2014, el proceso de operación renta tuvo un ciclo de duración de aproximadamente 11 meses, comenzando con la preparación de los estados financieros en diciembre 2016 y finalizando con la prestación de la última de las aproximadamente 80 distintas declaraciones juradas anuales de renta en el mes de octubre de 2017. Plazo que en términos operativos puede ser incluso mayor considerando los procesos de fiscalización por parte del SII a las declaraciones de impuestos y juradas presentadas.

En los procesos de operación renta actuales no sólo participan los contribuyentes declarantes y sus respectivos contadores (internos o externos), quienes han debido asumir obligaciones en entrega de información a través de declaraciones juradas más allá de lo posible debido a lo acotado de los plazos, como también se encuentran involucrados, en mayor o menor medida, distintos partícipes del mercado, como por ejemplo: empresas auditoras, notarios, bancos, corredoras de bolsa, SII, entre otros, que hace que el proceso de renta sea muy complejo.

Dado que en todas las etapas que conforman este proceso existe una directa relación entre la información interna de los contribuyentes y aquella proveniente de terceros, adquiere suma importancia que cada uno aporte información oportuna, de calidad y definitiva para asegurar un resultado razonable a nivel consolidado. Esto necesariamente requiere de orden y tiempo para su preparación, así como de conocimiento especialmente técnico por parte de los involucrados.

Considerando la entrada en vigencia de los nuevos regímenes tributarios a contar del 01/01/2017, cuya interacción entre ellos y con los contribuyentes de impuestos finales es compleja, el Colegio de Contadores de Chile plantea el siguiente orden y plazos lógicos para llevar a cabo armónicamente este proceso:

·         Confección de estados financieros: entre enero – marzo de cada año.

·         Declaraciones juradas anuales: en el periodo abril – mayo de cada año.

·         Validación de declaraciones juradas: en el mes de mayo de cada año.

·         Determinaciones tributarias y presentación de la declaración anual de impuesto: En el mes de junio de cada año.

Este orden traería consigo beneficios tanto para los contribuyentes al respetar los tiempos propios de cada etapa, así como para el SII al poseer información depurada y de carácter definitiva que les permita llevar a cabo de manera más eficiente su rol.

*Alejandro Vera Espinosa
Presidente Nacional del Colegio de Contadores de Chile.