Guillier reconoce su derrota con dura autocrítica a su sector

El candidato independiente reconoció una "derrota dura", a la vez que llamó a la búsqueda de nuevos liderazgos y reconocer los errores del bloque.

1399

Pasadas las 19:40 horas de este domingo el candidato de Fuerza de Mayoría, el senador Alejandro Guillier reconoció su derrota ante Sebastián Piñera, en la segunda vuelta presidencial.

Acompañado de su esposa, Guillier reconoció “una derrota dura”, aunque también destacó la fortaleza del sistema electoral del país y que el proceso se vivió con normalidad.

“Felicito a mi contendor Sebastián Piñera, el nuevo Presidente de la República, a quien ya llamé para felicitar por su impecable y macizo triunfo”, fue parte del discurso del senador.

“Quiero agradecer a los miles de chilenos que apoyaron nuestra opción y cariñosamente los invito a aprender la lección a estudiar los resultados del voto ciudadano y a reconstruir una opción democrática y solidaria, una para Chile basada en los principios de la solidaridad, libertad e igualdad de oportunidades”, agregó

El senador también llamó al oficialismo a hacer una autocrítica y a reconocer que es necesario tener nuevos liderazgos y acercarse a la ciudadanía.

Tenemos que ser autocrítico, hemos sufrido una derrota dura, y es ahí cuando más se aprende, tenemos que levantar el ánimo y defender las reformas en las que creemos”, dijo Guillier, agregando que “tenemos que trabajar para renovar nuestros liderazgos, nuestras formas de acción política, abrirnos a los movimientos sociales, escuchar más a la ciudadanía, olvidarnos de tantos palacios e ir más a las juntas de vecinos, recorrer el país y conversar con la gente”.

Esta es una derrota electoral, pero no lo será política si somos capaces de levantar nuestras convicciones y nuestro compromiso con Chile. Yo me comprometo como senador a seguir trabajando por la unidad del progresismo, por su renovación y la construcción de nuevos liderazgos”.

El mensaje del senador independiente se concretó con más del 91% de los votos escrutados, que confirmaron la victoria de Piñera con 54,5% de las preferencias.