Ministra Narváez responde a acusaciones de intervencionismo: “este no es un gobierno mudo”

La vocera de gobierno sostuvo que “hagamos lo que hagamos”, esto ya es “una estrategia que ellos asumieron".

137

Tras participar de un diálogo ciudadano con vecinos y vecinas de La Cisterna, la vocera de Gobierno, Paula Narváez, defendió nuevamente la gestión del Gobierno por las constantes acusaciones de intervencionismo electoral formuladas por Chile Vamos.

Ante los nuevos reclamos de la oposición respecto de esta materia, la secretaria de Estado señaló que “ya no vale la pena seguir profundizando” en estas acusaciones, ya que “desde que iniciamos nuestra campaña de promoción de la participación electoral, el día 23 de octubre, (…) Chile Vamos ha dicho que estamos haciendo intervencionismo electoral”.

La ministra Narváez sostuvo que “hagamos lo que hagamos”, esto ya es “una estrategia que ellos asumieron, que de verdad resulta poco constructiva, absolutamente infructuosa, no creo que el país quiera seguir escuchando a una derecha tan enojada permanentemente y perdiendo la oportunidad de decirle al país qué es lo que ofrecen”.

Por esa razón, la portavoz de La Moneda aclaró que “este no es un gobierno mudo, este es un gobierno que tiene opinión, que tiene postura política, porque de eso se tratan los gobiernos”, asegurando que “los y las ministras no nos quedaremos callados en dar nuestra opinión frente a los distintos temas de contingencia”.

Requerida la opinión del Gobierno sobre la propuesta del candidato presidencial de Chile Vamos de recaudar $7 mil millones de dólares mediante la reasignación de recursos y eliminando la “grasa del Estado”, Narváez señaló que “no nos parecen los conceptos”, preguntándose “¿a qué se refiere? ¿A los y las funcionarias públicas que hacen su trabajo? ¿A los programas sociales que son tan fundamentales para el desarrollo de las comunas por ejemplo?”.

En esa línea respondió que “en realidad el que tiene que dar las explicaciones de lo que él entiende por ‘grasa’ es él”, reiterando el apoyo del Gobierno a los y las funcionarias públicas “por el rol que llevan adelante” y además a “estos programas sociales que permiten ir corrigiendo las enormes desigualdades que existen en nuestro país”.