La tecnología: Un factor clave para la inclusión

146

*Por Sergio Rademacher

Acaba de terminar exitosamente una nueva Teletón cuyo lema y testimonios apuntaban a la inclusión como el camino a seguir más allá de la rehabilitación física. El día 3 de diciembre se conmemoró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad; y en enero debería comenzar a regir la nueva Ley de Inclusión Laboral.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el mundo existen más de 1.000 millones de personas con discapacidad, lo que representa cerca de 15% de la población. En América Latina el número registrado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 85 millones. Si nos enfocamos en empleabilidad, según la OIT alrededor de 80% de las personas con discapacidad a nivel global están en edad de trabajar, sin embargo, hacia 2011 sólo 30% de ellos tenía acceso a empleo en nuestra región.

Uno de los mandatos de nuestro CEO, Satya Nadella, es justamente incluir para avanzar en el camino que como compañía recorremos hoy. Es parte fundamental del nuevo Microsoft que estamos creando. Nos comprometimos a generar productos cuyo enfoque sea accesible, desde el diseño hasta la innovación, en beneficio de todas las personas, incluyendo a personas con discapacidad. Como contexto les cuento del proyecto “Seeing AI” desarrollado por Anne Taylor, una ingeniera no vidente de Microsoft UK , que utiliza un set de anteojos equipados con una cámara y conectados a la nube que le permite, utilizando servicios cognitivos e inteligencia artificial, saber cuál es la expresión de las personas con las que interactúa, su género, su edad, estado de ánimo, leer el menú de un restaurant con una interfaz de voz humana, o reconocer situaciones con las que se puede cruzar en la calle o en la plaza.

A nivel local, la inclusión constituye un desafío y una oportunidad para todas las compañías, las cuales, al margen de su número de empleados, deberían tener políticas de inserción efectivas para aprovechar el talento que todas las personas tienen, más allá de cualquier tipo de discapacidad. En Microsoft Chile no somos la excepción.

En el marco de nuestro nuevo aniversario creamos la campaña “25 años con sentido”, mediante la cual nos asociamos con organizaciones sin fines de lucro y nuestros partners para llevar la tecnología a esas ONGs que la requieren de manera urgente para realizar su trabajo, y las cuales generalmente no tienen la capacidad de adaptarse a la velocidad de los nuevos adelantos. De la mano de la tecnología, ellos podrán aumentar su impacto social y sumar más beneficiarios dentro de su labor.

Los invito a todos: empresas, organizaciones y personas, para que juntos podamos reflexionar sobre la importancia de generar igualdad de oportunidades, empatía y respeto a la diversidad. Construyamos entre todos, desde nuestras fortalezas, una sociedad más inclusiva. Podemos lograrlo.

 

 

 

*Sergio Rademacher, Gerente General de Microsoft Chile.