Avanzando hacia la Regionalización

221

*Por Cristián Vilches

La aprobación del informe de comisión mixta sobre la elección de Gobernadores Regionales y transferencia de sus atribuciones por parte de la Cámara de Diputados, es una buena noticia para refrescar nuestra democracia, donde cada vez más se hace importante dar espacios de participación, transparencia y hacer palpable que la participación de los chilenos incide realmente en la toma de decisiones.

Y es que poder elegir a las autoridades regionales es un gran paso para dar mayor autonomía e identidad a cada una las regiones, lo que conlleva a un mayor nivel de acción a la ciudadanía en las decisiones importantes y hará que poco a poco los porcentajes de participación ciudadana en la vida política vayan creciendo no solo votando, sino también en espacios de debate local.

Otro tema importante serán las atribuciones que tendrá esta nueva institución que viene a reemplazar a los actuales intendentes regionales, pues deberá generar y aprobar el presupuesto de acuerdo a las necesidades de cada región y, una de las más destacadas, desarrollar políticas públicas que busquen fomentar ciertas actividades económicas y productivas que claramente no son las mismas en todas las regiones.

Promover actividades sociales y culturales propias de la identidad regional y financiarlas según sus prioridades son algunas de las más importantes, aprobación que es sin duda un anhelo cumplido por parte de los que tenemos como bandera de lucha la descentralización.

Mucho tiempo se habló de la necesidad de descentralizar las decisiones que a nuestro juicio competen directamente a las regiones y no seguir tomándolas desde Santiago, pues esta manera de hacer las cosas causa una gran molestia fuera de la capital por que aparece Santiago como el único que puede decidir por los demás.

Son estas las políticas públicas que se deben fomentar y que van en el camino de la mayor participación ciudadana en los temas que influyen en la vida de las personas, ya que de esta manera lograremos mejorar también el nivel de la discusión política y favorecer también la aparición de nuevos líderes locales.

Así tenemos que comenzar a correr los límites en aras de lograr más participación entre los que hoy no quieren o no pueden hacerlo, debemos promover este tipo de políticas públicas, como también la de rebajar la edad para ejercer el derecho a voto, incluyendo así a los más jóvenes, promover también el voto electrónico y elegir de manera popular a nuestras autoridades regionales, como se ha logrado ahora y que tendrá en el año 2020 su estreno.

Estas medidas no solo democratizan las decisiones locales sino que también modernizan al Estado, y en particular los Gobernadores Regionales tendrán las competencias que se indican en la Ley, y en la medida avance el tiempo y vayan adquiriendo mayor capacidad, podrán solicitar más atribuciones, lo que da cuenta que la intención de la Ley es dar poder real y efectivo a cada una de las Regiones.

 

 

*Por Cristián Vilches, abogado y Vice-presidente de Fundación Participa.