AFP estatal: ¿Un camino viable o solo una estrategia de campaña?

Tanto Alejandro Guillier como Sebastián Piñera se abrieron a la opción de crearla en caso de ganar la segunda vuelta, pero no está claro si es la solución para mejorar el sistema de pensiones, sobre todo después que el propio gobierno de Michelle Bachelet descartó el proyecto.

610

Fue una de las iniciativas que formaban parte del programa de gobierno de Michelle Bachelet, pero en agosto pasado la idea fue desechada definitivamente por el Ejecutivo.

Ahora el proyecto vuelve a reflotar… o por lo menos así se entendió, luego del debate presidencial del lunes pasado, en donde Alejandro Guillier y Sebastián Piñera no descartaron la posibilidad de crearla en caso de ganar las elecciones el domingo.

Pero, ¿qué tan viable resulta en la actualidad este proyecto y qué opciones tiene de mejorar el actual sistema de pensiones?

Para No+AFP es una idea inaceptable. “Es un acto de la más tremenda demagogia”, declaró a La Nación el vocero Luis Mesina a través del teléfono desde Roma, Italia, en donde se encuentra participando de un congreso.

El representante del movimiento agregó que “nos parece inaudito que ambos candidatos estén planteando este tema, sobre todo después que el gobierno de la Presidenta Bachelet descartó el proyecto, porque vio que no tenía razón de ser”.

“Yo ahora me encuentro en Europa y acá no entienden como Chile sigue prisionero de este sistema perverso. Para nosotros el sistema de reparto es la única solución viable”, aseguró.

Según Mesina, “esto responde más bien a una estrategia comunicacional a días de la segunda vuelta que a una verdadera postura de responder a las demandas de la ciudadanía que mayoritariamente está en contra de las AFP”.

Carolina Espinoza, también vocera de No+AFP, añadió al diario en Santiago que “nuestra mirada es bien decepcionada de ambas candidaturas. Respecto de Piñera no nos llama la atención, porque evidentemente él representa al mundo empresarial y tiene un criterio economicista por sobre los derechos sociales. Pero lamentamos tremendamente que ambos no sean capaces de escuchar la voz ciudadana que ha dicho clara y categóricamente no más AFP”.

Para ella, el anuncio no es más que “un engaño a la ciudadanía, toda vez que los sistemas de capitalización individual no son capaces de resolver el tema de las pensiones y eso está comprobado en el mundo, más allá de las falacias que en Chile constantemente se señalan”.

Según la vocera, el hecho de que los postulantes a La Moneda hablen de esta idea responde al “clamor ciudadano” y “evidentemente nadie que pretenda ganar la elección puede no abordar el tema, pero francamente lo que digan estos candidatos poco se les cree. Por eso entendemos los niveles de abstención en las votaciones”.

Entre los analistas económicos el proyecto tampoco convence. El académico de la Universidad Mayor y exsubsecretario de Economía del gobierno de Piñera, Tomás Flores, manifestó a La Nación que “si el objetivo es la competencia, creo que no aporta mucha más competencia el crear una AFP estatal. De hecho, el gobierno le quitó la urgencia al proyecto de ley que presentó y actualmente está sin discusión en el Congreso”.

En su opinión, “lo que sí podría incrementar más la competencia sería permitir que otro tipo de instituciones pudiesen ofrecer estos servicios, por ejemplo una cooperativa. Hoy día tenemos grandes cooperativas de ahorro y crédito, como Coopeuch, que perfectamente pudiesen también administrar platas previsionales. Permitir a otros tipos de instituciones, que no necesariamente tienen que ser sociedades anónimas, puede incrementar el nivel de competencia”.

Aclaró que una AFP estatal “es viable, se puede crear, pero no creo que la intensidad competitiva se incremente por ello”.