La noticia impactó el lunes. El expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle fue operado de urgencia en la Clínica Alemana, luego de sufrir dolores de cabeza. El diagnóstico médico fue hematoma subdural, una complicación que puede afectar peligrosamente al cerebro si no se trata a tiempo.

A pesar de ser un mal muy poco conocido, la doctora Patricia Crespo, médico neurocirujana de la Clínica Vespucio, manifestó que es más frecuente de lo que se pueda esperar, “sobre todo en el adulto mayor, es decir sobre los 65 años. Si tiene un golpe de cabeza y comienza a sufrir dolores dos semanas después, conviene tomarse un escáner”.

¿En qué consiste esta patología?, según lo que la especialista explicó a La Nación, “se produce por un golpe, no necesariamente por un traumatismo fuerte… Nuestro cerebro tiene unas membranas, que son las meninges. Si hay un hematoma, las meninges comienzan a liberar mediadores inflamatorios que hacen que estos hematomas se reabsorban, pero en los pacientes con factores de riesgo, estos mediadores empiezan a crear unos vasitos sanguíneos nuevos que son de mala calidad, porque tienen fragilidad capilar y pueden sufrir micro-sangrados. Entonces en vez de absorber, lo que se produce es perpetuar el fenómeno y el hematoma va creciendo”.

La doctora aclaró que “el hematoma subdural que tuvo el expresidente Eduardo Frei es de carácter crónico. Su hija manifestó que él llegó caminando a la clínica y que solo consultó por unos dolores de cabeza. Si hubiese sido un hematoma subdural agudo, el paciente no hubiese podido llegar caminando. El que sea de carácter crónico quiere decir que el golpe que sufrió en la cabeza tiene que haber sido de hace dos semanas atrás”.

Agregó que si este hematoma sigue creciendo, “llega un momento en que comprime el cerebro, o sea, tiene un porcentaje de mortalidad y también tiene un porcentaje de déficit neurológico, pero como en general esta patología se trata a tiempo, tiene hasta un 98% de curarse sin ningún problema”.

La neurocirujana subrayó que el mayor riesgo en los pacientes “es la recidiva (repetición) del hematoma, porque hay pacientes que tienen factores que ayudan a que se provoquen más hematomas, por ejemplo los pacientes diabéticos o hipertensos, los alcohólicos o los que toman muchas aspirinas o anticoagulantes. Ellos tienen un riesgo de recidivar este hematoma, pese a que se haya operado o se haya curado, porque puede pasar un mes y volver a crecer el hematoma debido a estos vasitos sanguíneos”.

La doctora Crespo señaló al diario que “el síntoma principal es el dolor de cabeza. Pero también puede haber un compromiso cuantitativo de conciencia, donde el paciente si bien está consciente, se siente enlentecido. Hay otros que sufren déficit focal progresivo. Incluso, en los adultos mayores puede debutar como una demencia progresiva”.

Esta patología “se trata con drenaje, el tratamiento es quirúrgico. Sólo hay tratamiento médico en los hematomas pequeños”.

Respecto a las complicaciones de la operación, la especialista señaló que “como toda cirugía de cráneo, tiene su complejidad, tiene un pequeño porcentaje de mortalidad, pero la mayor complicación es la recidiva del hematoma”.

De todas maneras, “el alta hospitalaria puede ser rápida, generalmente puede llegar a una semana como máximo, siempre y cuando estemos hablando de qué otras enfermedades tenga el paciente. Si está en buenas condiciones generales y no tienen ninguna patología importante, en cinco días podría estar de alta. La recuperación propiamente tal se va dando en el tiempo, porque tiene que recuperar bien la parte motora y comenzar a caminar”.

Ex Presidente Frei se encuentra estable y consciente tras cirugía a su cerebro