iPhone X: El segundo tiempo de un grande

Llegó a nuestras manos el nuevo equipo de Apple y que trae más sorpresas que solo la eliminación de su icónico botón.

572

Ya tengo en mis manos el iPhone X, el teléfono más esperado este 2017, que viene con cambios importantes en su hardware y diseño, pero con algo que marca un antes y un después en el teléfono: Se eliminó el botón Home.

Debo decir que ya llevo un par de días y ha sido una grata experiencia, porque a pesar de ser un usuario muy antiguo de iPhone, usando su clásico botón home, en un rato me logré acostumbrar a los gestos y movimientos sencillos a la hora de navegar en el smartphone. En serio, pensé que sería un proceso más difícil, pero nada… de hecho costó una hora para olvidarme del botón.

No cabe duda que este nuevo iPhone, creado especialmente por el aniversario de los 10 años de su lanzamiento de mano de Steve Jobs en el 2007, es un inicio y adaptación a nuevas tecnologías que se van a ir desarrollando en el camino. A lo que voy es que estos son los cimientos de una nueva generación de terminales.

Partamos por el diseño, porque desde el iPhone 6 que no veíamos cambios considerables en diseño de los equipos. El iPhone X es un teléfono que cambia toda la estructura del iPhone habitual. De partida la pantalla es OLED (Diseñada especialmente para Apple). En este nuevo equipo se optó por usar acero inoxidable para resistir mejor caídas y golpes. La parte trasera dejó de ser metálica como en los terminales anteriores, dando paso a un acabado en vidrio, lo que permite que podamos cargarlo en forma inalámbrica. Pero ojo que el acabado de vidrio es muy resistente, de hecho es el más potente usado en un teléfono de Cupertino hasta el momento. Yo, la verdad, odio usar carcasas en mis teléfonos, así que tengo ese eterno problema que se me pueden rayar con llaves y otras cosas de mi bolsillo, pero no pasó nada de nada.

En la parte delantera tiene cámara frontal, el auricular, los sensores de iluminación y proximidad y toda la tecnología necesaria para que funcione Face ID, el cual es la gran novedad en este teléfono, donde se reemplaza el touch ID. Francamente, no me parece mal que se cambie esta opción, porque se especuló en algún minuto que tal vez lo dejarían en la parte trasera, pero afortunadamente no fue el caso.

Ahora con respecto al Face ID, en primer lugar, sería bueno aclarar que lee muchísimos puntos de tu cara para reconocerla (incluso si tienes lentes, pelo corto, con y sin barba, entre otros) a pesar de los cambios que te puedas hacer en el rostro. En segundo lugar, sólo se desbloquea si tu miras la pantalla, donde tampoco se abre la pantalla principal, sino que se desbloquea un candado, que permite levantar desde abajo hacia arriba la pantalla para acceder al terminal. Esto es sólo acostumbrarse, porque al igual que el touch ID, es algo que haremos todo el tiempo sin pensarlo. En todo caso, también se puede usar con código y las notificaciones se pueden bloquear para que se lean los mensajes, leyéndolo solo si pones tu cara.

La pantalla, que es un panel OLED de 5,8″ con resolución Super Retina HD (2436 x 1125 píxeles), ofrece la mayor densidad de píxeles jamás vista en un iPhone: 458 ppp. Además de tener tecnología TrueTone, que ya nos veníamos acostumbrando desde el iPad Pro de 10,5 pulgadas y iPhone 8, y que nos da descanso a nuestros ojos acomodando la luz dependiendo de la iluminación del ambiente.

Su hardware interno también es muy llamativo. De partida tiene un procesador A11 Bionic, el mismo del iPhone 8, con un rendimiento bastante mejorado y con un motor neuronal, para llevar a cabo gestiones con inteligencia artificial. De hecho el iPhone X tiene un coprocesado llamado M11 para conectar la brújula, el giroscopio, el acelerómetro y el barómetro. Este coprocesador libera ciertas tareas para ir reduciendo el consumo de la batería.

En cuanto a la capacidad y colores, tenemos dos colores blanco y negro y memorias de 64 y 256 Gb de capacidad. Acá debemos tomar decisiones importantes porque este teléfono trae una cámara muy potente tanto en fotografía, como en grabación de videos en 4K, así que tal vez debes sacar cálculos de nuestras necesidades.

Otro punto interesante es sobre las funciones del software, como los animojis, los cuales son bien entretenidos para enviar mensajes por iMessage o descargarlos y armar nuestras propias animaciones. La app gratuita Clip, también se actualiza a esta nueva versión con experiencias de realidad aumentada bien interesantes para poder compartirlos en tus redes sociales.

La cámara trasera trae dos nuevos sensores de 12MP, que vienen acompañados por una lente gran angular con apertura f/1.8 y estabilización óptica, y una lente teleobjetivo con apertura f/2.4, que incorpora estabilización óptica. Combinando estas dos cámaras, podemos hacer zoom óptico hasta 2X, así como utilizar el modo Retrato que debutó el año pasado. De hecho la cámara delantera también trae la opción de modo retrato, así que a prepararse para tomar selfies en un modo bastante pro.

La Realidad Aumentada también es una alternativa que en este terminal vas a poder disfrutar al 100%. De hecho desde mi iPhone 8 que ya estaba empezando a descargar apps con esta tecnología. Les recomiendo visiten la App Store y se descarguen algunas apps funcionales o juegos que de verdad los van a impresionar.

A modo de conclusión, estamos frente a un cambio importante de Apple en sus dispositivos móviles, donde ya se prepara para ir actualizando las nuevas tecnologías, y la incorporación de nuevos temas que de seguro ya se están preparando.

Al ser usuario activo de iPhone desde el principio, pensé que me podría afectar que se eliminara el botón home, pero me dí cuenta que ya desde hace rato teníamos ciertos gestos que habíamos incorporado a nuestro día a día, por lo tanto no fue algo difícil de acostumbrarse.

Las cámaras son las mejores del mercado actual y sus funciones, sobre todo en modo retrato, son algo que nos va a acostumbrar a preocuparnos aún más en la calidad de nuestras selfies para redes sociales.

Las nuevas opciones de este X vienen enfocadas en el Face ID, el cual es un acierto de la marca, porque funciona mucho mejor que cualquier otro smartphone del mercado en desactivar la seguridad para poder acceder al teléfono. De hecho Apple se lo tomó bien en serio y aplicó Face ID a su Apple Store. De verdad que no se extraña mucho el Touch ID.

El iPhone X es un teléfono distinto, con un cambio de paradigma dentro de Apple y que viene a seguir entregando tips de como hacer bien las cosas. Se los recomiendo.

*Nicolás Symmes es experto en tecnología y nuevas tendencias. Dedicado al marketing y asesorías comunicacionales, la tecnología es su copiloto.