Jóvenes se hacen cargo de los procesos de innovación en microempresas de Tarapacá

“Gestores de Innovación” se denomina el proyecto que tiene como objetivo introducir procesos de innovación en las pequeñas y medianas empresas.

529

Fueron alrededor de 40 los estudiantes de último año de carreras del área administración e ingeniería comercial los que aceptaron el desafío de capacitarse en innovación gracias al Fondo de Innovación para la Competitividad Regional de Tarapacá, financiado por el Gobierno Regional y aprobado por el Consejo Regional.

“Gestores de Innovación” se denomina el proyecto que tiene como objetivo introducir procesos de innovación en las pequeñas y medianas empresas, y con el importante aporte que pueden ser los jóvenes en este segmento de la economía.

El programa, comenzado en 2016, tuvo entre sus principales componentes formar innovadores juniors, quienes irían a mejorar los procesos y a desarrollar cambios incrementales y en algunos casos disruptivos en las compañías.

Con la ejecución a cargo de la Universidad Santo Tomás y el Instituto Andaluz de Tecnología, el programa hoy se encuentra en su fase final y ha permitido que las empresas hagan un cambio de rumbo importante dentro de sus áreas de negocio. Desde la implementación de sistemas de e-commerce, hasta la potabilización de agua en el altiplano tanto chileno como boliviano forman parte de la carpeta de proyectos que se están asesorando.

Izaskun Bengoechea, directora del proyecto, explicó que a la fecha se han preparado 40 gestores en innovación, alumnos de último año de las carreras de la Universidad Santo Tomás sede Iquique, con una preparación de más de cien horas, otorgándoseles herramientas importantes para desarrollar un trabajo sustentable con las empresas de la región y cumplir con la tarea de que éstas puedan mirar más allá de lo que hacen día a día.

“El proyecto lo estamos trabajando hace un año y medio, con el objetivo de generar e impulsar una transferencia de conocimientos e innovación para treinta empresas regionales, quienes a través de una serie de dinámicas, talleres, asistencia técnica, etcétera; y puedan acceder a una serie de técnicas con la finalidad de que las empresas aumenten su capacidad de innovar”, sostuvo la economista.

Instalar el tema de innovación dentro de las empresas es un poco complejo, dado que sacarlas de su día a día para entrar a una dinámica diferente cuesta, más cuando hablar de innovación es hacerlo a mediano y largo plazo, por lo que las empresas pequeñas es complejo. Pero al parecer en Tarapacá fue posible y nada menos que con pequeños emprendedores de la zona. Y los jóvenes fueron claves con su aporte en estratégico que incluye altos componentes organizacionales, sustentabilidad, territorialidad en los proyectos, y sobre todo fortaleciendo áreas que a estos empresarios les son desconocidas muchas veces, como es el caso del marketing.

Actualmente el proyecto también está siendo apoyado por el AUKAN-DICTUC perteneciente a la Universidad Católica de Chile.