Delincuente que asaltó a almacenero parapléjico pasará 10 años en la cárcel

El hecho ocurrió el año 2015 en Puerto Varas, cuando el condenado ingresó al negocio que opera como caja vecina para sustraer la recaudación del día y como la víctima se resistió éste la golpeó en la cabeza.

425

A 10 años y un día de cárcel fue sentenciado Luis Ariel Villamán Ortiz, por el delito de robo con violencia a una persona con discapacidad física y que debe movilizarse en silla de ruedas en la Región de Los Lagos.

Los hechos ocurrieron el 19 de julio de 2015, aproximadamente a las 21:30 horas, cuando el condenado, junto a otro sujeto, concurrió hasta un almacén ubicado en la ruta V-69, en el sector de Ralún, comuna de Puerto Varas, que funciona como Caja Vecina del BancoEstado para sustraer la recaudación de $1.800.000.

De acuerdo a la acusación del Ministerio Público, el acusado estaba en conocimiento de la invalidez de la víctima y, en consecuencia, de su inferioridad física para oponer resistencia.

Premunido de un elemento con apariencia de arma de fuego corta, el imputado ingresó al interior del establecimiento e intimidó a la víctima apuntándole con el arma a la cabeza, exigiéndole la entrega del dinero de la recaudación.

Ante la oposición de la víctima, el imputado procedió a efectuar disparos en el interior del inmueble y a golpear al minusválido con el arma en la cabeza, para luego sustraerle un bolso que contenía el monto señalado y un porta documentos, huyendo del lugar en un vehículo que lo esperaba.

En el juicio que se desarrolló en el Tribunal Oral Penal de Puerto Montt, el fiscal jefe de Puerto Varas, Naín Lamas, mencionó que “la víctima es una persona parapléjica, que al momento de los hechos estaba en una silla de ruedas, no obstante lo cual el imputado cometió el delito y la golpeó”.

El fiscal destacó que “el tribunal consideró que esa acción ejecutada en contra de una persona con capacidades físicas disminuidas es una agravante y es por eso que se impone una sanción de 10 años y un día de presidio”.

  • Juan Salinas

    Y que de paso le corten las Bolas.