A un click de distancia: La travesía del chileno que quiere cruzar el Polo Norte

Podría ser el primer coterraneo en realizar el duro viaje de 300 kilómetros en el círculo artículo y que demanda no solo una buena condición física, sino que también mental. Lleva un año viviendo en Estocolmo, luego de vender su casa y auto en San Antonio y de despedirse de su familia. Ahora corre contra el tiempo para concretar su sueño.

599

Oriundo de San Antonio, Adolfo Allendes Galleguillos poco se demoró en encontrar su vocación en el turismo y los viajes. Es así como ya lleva un año viviendo en Estocolmo, apuntando al mayor desafío en su vida hasta hoy.

Allendes se convirtió en el primer chileno en tener una chance de ser parte del desafío de Fjällräven Polar: ser parte de la travesía de más de 300 kilómetros en el Polo Norte, en un viaje desde Noruega hasta Suecia, pero primero tiene que clasificar por medio de una votación popular en el sitio web de los organizadores.

El trayecto será en trineo tirado con perros y en que se pondrá a prueba la resistencia de cada participante debido a su alta exigencia con temperaturas que pueden llegar hasta los -85° y dormir –en ocasiones- sin carpa.

Son solo dos las personas que optan al reto por región y el oriundo de San Antonio tiene hasta el 14 de diciembre para alcanzar la primera opción, cuando cierran las votaciones. El segundo seleccionado por zona es al azar.

A un click del viaje

Allendes -también profesor de Turismo Aventura en Inacap de Valparaíso- no busca dinero, solo “15 segundos” del tiempo de las personas para que sigan el enlace a la página de los organizadores y voten por él y así cumplir su deseo. Esto a pesar que algunos pensaron en un inicio que estaba tras un aporte monetario.

A días de cerrar la votación, Allendes no oculta su emoción y agradece el apoyo de quienes ya han votado por él, pero reconoce que la meta aún está lejos.

Son las personas que me están ayudando las que me sostiene a estas alturas, siento un deber y un compromiso enorme, entre ver un sueño en frente de mi ojos, capacitarme como profesional y hacer algo importante por Chile, el intercambio cultural, plantar la bandera y dejar una buena impresión”, dijo Allendes a La Nación.

Inmigrante y soñador

De quedar seleccionado aún no tiene planes para volver a tierras nacionales y compartir su experiencia. En el horizonte se ve perfeccionando su carrera en Turismo, pero nunca perdiendo el contacto con su familia.

Lo más duro, confesó Allendes, ha sido dejar las comodidades, vender sus bienes (auto, casa y otros) y dejar su círculo de confort. Ahora tiene tres trabajos de exigencia física y su tiempo libre lo necesita para recuperar su cuerpo.

“Pregúntale a cualquier joven profesional menor de 30 años sin hijos si le gustaría vivir en otro país y al menos por un año 80% te dirá que sí. ¿Por qué no lo hacen? Porque tengo que esperar ascender en el trabajo, pagar la cuota del auto, el dividendo para la casa y gozar un sueldo ya más decente, después del magíster, algo completamente válido, pero tan solo haciendo la misma pregunta a mi circulo me di cuenta que da miedo atreverse. Es duro llegar a otro país, por muy desarrollado que sea, soy un inmigrante y me genera una sensibilidad tremenda, sobre todo con los debates y estigmas en Chile con nuestros inmigrantes”.

Para apoyar a Allendes en su desafío puedes votar por él en este link bit.ly/adolfopolar . La convocatoria cierra este 14 de diciembre.