Guillier: “No era esperable que el Frente Amplio nos endosara sus votos”

Abanderado de la coalición Fuerza de la Mayoría admitió que es el único responsable de convocar a una ciudadanía autónoma que no se rige por la lógica tradicional de los partidos que se alineaban con el candidato más afín a sus demandas.

513

“Hoy día los ciudadanos son autónomos, son mucho más libres, por lo tanto mi deber es apelar al ciudadano y no tanto a las estructuras partidarias”, señaló este viernes el aspirante a La Moneda del oficialismo, Alejandro Guillier, luego que el Frente Amplio no le diera un respaldo implícito a su opción.

El senador por Antofagasta fue consultado por la decisión del conglomerado que se transformó en la tercera fuerza política del país con 21 parlamentarios que integrarán el Congreso por primera vez y que dejó en libertad de conciencia y acción a sus militantes y adherentes en la segunda vuelta.

“Mi labor es asumir que soy el primer responsable en tener una convocatoria que le haga sentido a la inmensa mayoría de los chilenos. No olviden que el Frente Amplio es más bien un movimiento muy diverso, con muchas agrupaciones, por lo tanto, no era esperable un comportamiento tradicional en que el partido endosa. Aquí nadie endosa nada, nadie es dueño de los votos porque el ciudadano es soberano”, enfatizó.

Recalcó que “somos progresistas, nos definimos como tales, creemos en una sociedad de derechos básicos, tenemos que llevar ese mensaje a los ciudadanos y convencerlos, porque hoy o es como antes, que los partidos negociaban y endosaban sus respaldo y toda la militancia o el electorado lo seguía”.

FRANJA ELECTORAL
Sobre cómo abordará la franja electoral que parte este domingo en los medios de comunicación, adelantó que ésta plasmará “la visión de un Chile que combate el abuso, que es solidario, que acoge y reconoce los derechos a la educación, a la salud y a una visa digna”.

Añadió que “vamos a esforzarnos por un sistema previsional decente, el más efectivo y eficiente posible, con metas y plazos para llegar a garantizar estándares mínimos, un salario mínimo para una pensión para todas las personas, una sociedad que integra y cree en una democracia más horizontal, más participativa, más ciudadana y para eso necesito tiempo también”.

ESCEPTICISMO Y DERECHA NERVIOSA
Respecto a la credibilidad que pueda tener o no su discurso en la gente y que ésta se transforme en votos el 17 de noviembre, Guillier contestó que “entiendo que haya gente escéptica, no hemos hecho las mejores prácticas, hay obviamente un agotamiento de la manera tradicional de hacer política, y no tiene la gente por qué creerme de buenas a primeras, simplemente por qué lo digo, tengo que hacer testimonio y haremos el mayor esfuerzo escuchando a todos y construyendo un programa que creo que le va a hacer sentido al mundo progresista”.

No obstante enfatizó que “siento que estamos avanzando y eso lo reconoce hasta la derecha que está cada día más nerviosa porque nos ve creciendo y ellos siguen estancados, por lo tanto, depende fundamentalmente de mí y de los equipos y de la gente que se vaya comprometiendo de ayudarme a salir”.

“Estoy consciente de que el país cambió, que quiere otra democracia y una sociedad de derechos para llevar este mensaje a todos nuestros compatriotas”, concluyó.

El candidato formuló estas declaraciones tras dar a conocer sus propuestas en materia de discapacidad.

FA no da apoyo explícito a Guillier pero insta a sus electores a votar en el balotaje