Cáncer de pulmón en Chile: tratamiento ha mejorado gracias a las nuevas terapias

Los avances en oncología han demostrado mejoras significativas, según los estudios clínicos, en un tipo de cáncer que se posiciona como una de las primeras causas de muerte en Chile y en el mundo.

561

El cáncer de pulmón es uno de los cánceres más mortales a nivel mundial: cada minuto mueren tres personas y al día cerca de 4.000 por esta causa, por lo que alrededor de 1.500.000 personas fallecen anualmente por esta enfermedad.

Esta situación es preocupante también en América Latina, ya que el cáncer pulmonar provoca unos 75.000 decesos anualmente, mucho más que cualquier otro tipo de cáncer. En países como Chile, solo en 2014, 3.055 pacientes fallecieron por esta enfermedad, representando el 3% de las muertes totales de ese año. 

El creciente aumento de este cáncer en América Latina presenta importantes desafíos. Las estimaciones indican que hacia 2030 se duplique la incidencia en mujeres y que se incremente en un 50% en hombres.

Frente a esta realidad, el desarrollo de tratamientos innovadores y más efectivos se ha vuelto crucial, considerando que la tasa de supervivencia a cinco años es baja (17%) en comparación con otros cánceres de alta incidencia, como el de mama que alcanza el 89%.

Innovaciones en el tratamiento

Durante el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), realizado en septiembre en Madrid, se dieron a conocer importantes resultados sobre un estudio Fase III de terapias para el cáncer de pulmón.

En el encuentro, se explicaron los resultados del estudio global ALUR en cáncer de pulmón no microcítico ALK+ previamente tratado, el cual reveló que la terapia target Alectinib, reduce significativamente el riesgo de progresión de la enfermedad en un 85%, en comparación con la quimioterapia.

Cada año, se diagnostican cerca de 75.000 personas con este tipo de cáncer. Es detectado comúnmente en pacientes con una edad media de 52 años y que suelen fumar poco o nada. Quienes padecen este tipo de tumor suelen tener un alto riesgo de desarrollar metástasis en el sistema nervioso central.

Asimismo, se actualizaron los datos del estudio Fase III ALEX que evalúa la eficacia y seguridad de Alectinib sobre Crizotinib en pacientes con este tipo cáncer y que no han sido tratados con anterioridad.

Los nuevos resultados demostraron que esta terapia innovadora tiene una actividad en el sistema nervioso central de los pacientes significativamente superior a Crizotinib, independiente de haber recibido radioterapia previa y si tenían metástasis de inicio.

El cambio de paradigma

Muchos especialistas coinciden en que los avances en tratamientos han cambiado la forma en que se aborda el cáncer. En ese sentido, la inmunoterapia ha comenzado a ganar terreno en el combate contra esta enfermedad, posicionándose como uno de los procedimientos más innovadores en los cuidados de esta enfermedad.

Incluso, la American Clinical Oncology Society la declaró como la terapia del año hace un tiempo, debido al importante cambio que realizó en el curso de la enfermedad de pacientes con tumores como pulmón, melanoma, vejiga, entre otros.

La acción de esta terapia se basa en estimular el sistema inmune del paciente para que las defensas reconozcan el tumor como algo ajeno, lo trate de atacar y lo elimine. Además, la inmunoterapia ha mostrado beneficios frente a tratamientos convencionales, ya que ha demostrado una mejor tolerancia y efectividad.

Dentro de este tipo de terapias destaca el inmunoterapéutico oncológico Atezolizumab, el cual busca aportar al tratamiento de pacientes con carcinoma pulmonar no microcítico avanzado y ya tratados anteriormente.

Atezolizumab es un anticuerpo monoclonal diseñado para interferir con la proteína PD-L1, que se encuentra en las células tumorales y en las células inmunitarias infiltrantes de tumores. Este medicamento permite la activación de linfocitos T, presentes en el sistema inmunológico, y les devuelve la capacidad de detectar y atacar eficazmente las células tumorales.