¿Qué deben hacer las empresas para planificar bien el 2018?

Definir las necesidades y objetivos en equipo, y además implementar una asesoría externa, son aspectos clave para que las organizaciones logren un próximo año de manera exitosa.

168

Ya estamos a fin de año, período en el cual es fundamental que las organizaciones realicen su planificación estratégica para el 2018 y hagan un recuento de los objetivos que se plantearon.

“Aunque puede ser algo obvio, muchas veces se deja para último momento, por lo tanto, es clave planificar con tiempo, determinando cuáles son las metas que se quieren lograr, tomando en cuenta si se consiguieron los objetivos del 2017 y cuáles son las necesidades de la compañía para el 2018”, comenta Rodrigo Correa, Gerente de Mandomedio Consulting.

Otro componente esencial en esta etapa según los expertos es agradecer al equipo por el compromiso y desempeño durante fin de año, ya que el reconocimiento ayuda a motivar al capital humano y es importante planificar en equipo. “La retroalimentación es necesaria para que los colaboradores mantengan el buen rendimiento para el próximo período y se sientan parte de un proyecto en común”, explica Rodrigo Correa.

Al respecto, Rodrigo Correa, Gerente de Mandomedio Consulting, compañía dedicada a la capacitación, consultoría y desarrollo organizacional, recomienda los siguientes pasos para realizar un plan estratégico con éxito.

Implementar una asesoría externa: Se sugiere que este proceso siempre sea apoyado por un especialista para conducir y facilitar la planificación. Esto ayuda a evitar el sesgo que se podría tener si es realizado por una persona interna, le otorga mayor fluidez y una mirada de lo que requiere la empresa con mayor perspectiva.

Diagnosticar las necesidades y retos en equipo: Se recomienda realizar una reunión para conversar sobre cómo se están haciendo las cosas en la compañía y si se deben mejorar. La planificación se debe hacer con todos los niveles de la organización y que participen desde sus distintos ámbitos de acción para así detectar los retos en conjunto, ya que la empresa son sus personas.

Definir los objetivos: Luego de levantar información de la situación actual, hay que definir qué es lo que quiere lograr la compañía durante el próximo año, a través de metas concretas y medibles.

Establecer las competencias para cada meta: Para determinar cómo se van a lograr las metas propuestas, es importante definir equipos de trabajo según las acciones que se precisen para lograr los objetivos, potenciando las habilidades de cada uno de los trabajadores. Se recomienda que el plan se inicie con la implementación de una dinámica de camaradería para desarrollar habilidades sociales que son clave en la ejecución de una estrategia.

Realizar un seguimiento: Finalmente hay que ir evaluando periódicamente si las metas se están cumpliendo en los plazos estimados y generar indicadores que permitan evaluar los resultados financieros, operativos y el desempeño del recurso humano, para así entregar una retroalimentación y corregir con tiempo las posibles desviaciones del plan.