Del odio al amor para sumar apoyos: Expertos analizan estrategia de Piñera y Guillier para el balotaje

Aplicar la mejor fórmula para ir a la conquista de los que se abstuvieron y de electores que por ningún motivo habrían votado por ellos el pasado domingo, es el cometido al que se están abocando y apuestan a cumplir con éxito los abanderados de Chile Vamos y la Nueva Mayoría, si quieren convertirse en el próximo Presidente de Chile.

699

Pasar del odio al amor entre quienes no tuvieron como su primera opción por diversos motivos a Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, es el objetivo al que apuntan ambos candidatos presidenciales ad portas de la segunda vuelta y por ello han incorporado a figuras claves para captar los esquivos votos que no le permitieron a la carta de oposición ganar holgadamente los comicios del 19 de noviembre y a la de la Nueva Mayoría ver peligrar el paso que creía seguro al balotaje.

Este escenario fue el que le planteó La Nación a tres expertos en el tema, considerando la maniobra que hizo el ex Presidente al incorporar a su ex contendor de la derecha más extrema, José Antonio Kast, y a su más ácido crítico y ex precandidato presidencial, Manuel José Ossandón para ir por sus votos; y la del senador por Antofagasta de convencer al Frente Amplio para que se alinee con su postulación.

PIÑERA Y GUILLIER EN EL MEDIO
Para el director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, “el hecho que Kast se esté sumando con Ossandón a Piñera es una buena señal para el candidato, debido a que está recogiendo votación desde los extremos, es decir, desde Kast que está a la extrema derecha y Ossandón que está más al centro que el candidato y, por lo tanto, eso le permite sumar votos de ambos costados. Piñera está parado al medio, y esa sumatoria claramente lo beneficia”.

En el caso de Guillier, añade el cientista político, “va a ser un poco más difícil porque la dinámica es más o menos la misma. Él tiene que crecer desde su derecha que es la DC, hasta la izquierda que es un poco más radical y que corresponde al Frente Amplio. La distancia que hay entre la DC y el Frente Amplio es mayor a la distancia que hay entre Kast y Ossandón, o sea, Guillier tiene que transitar por una zona mucho más extensa respecto de la que tiene que atravesar Piñera”.

En resumen, el académico, sostiene que el ex Mandatario “tiene, entre comillas, las cosas más fáciles en comparación con Guillier porque ya tiene el apoyo formal de Kast y Ossandón, mientras que Guillier tiene a la DC dividida y por otro lado a un Frente Amplio muy jabonoso que se niega a dar un apoyo institucional”.

ELECTORADO VOLÁTIL V/S VENTANA DE OPORTUNIDADES
Una opinión distinta a la de Morales entrega el decano de la Facultas de Ciencias Políticas de la Universidad Central, Marco Moreno, quien subrayó que siempre la segunda vuelta es una elección distinta y por eso los candidatos deben reestructurar sus comandos y su estrategia de campaña, “porque los objetivos son distintos, ya que el balotaje es más territorial que programático. No importa tanto el programa sino el mapa del territorio para ver dónde obtuvieron menos votos y así focalizar su trabajo”.

En el caso de Kast, recalca que “no tiene opción, su electorado no puede votar por Guillier, entonces el riesgo es que no vaya a votar, entonces su trabajo es que vuelva a movilizar a ese 7% para que vote por Piñera”.

Respecto de Ossandón, el profesional dice que “efectivamente Piñera detectó que había un problema que hay que abordar y que la llave para llegar al sector oriente es Ossandón. El electorado del senador no es de derecha y pudo haber votado por Beatriz Sánchez, es volátil, voluble que vota de manera personalista, pero creo que no es tan endosable ese voto a Piñera y eso tiene con algún nivel de desesperación”.

No obstante, aclara que es precisamente en este punto donde está el riesgo para él respecto de sus electores, “porque puede aparecer como poco coherente después de todo lo que se dijo en la campaña, por eso es un poco impresentable que llame a votar por Piñera”, por lo que debería enfocar su llamado en el tema económico y los otros compromisos que le pidió al ex gobernante para entregarle su apoyo.

En cuanto al aspirante de la Nueva Mayoría, Moreno precisa que “lo que pasa es que Guillier tiene una ventana de oportunidades porque Piñera no tiene hacia dónde más crecer, tiene más de donde raspar la olla porque en el caso de Piñera es poco lo que tiene para raspar. Si bien Guillier tiene el 22% puede crecer, porque va a tener el casi 6% de Goic, también va a estar la votación de MEO y lo que él tiene que hacer ahora es penetrar el electorado del Frente Amplio porque quienes votaron por el Frente Amplio es heterogéneo no sólo solo militantes”.

Añade que en esa búsqueda de votos su error sería ofrecer un acuerdo electoral “porque no lo va a conseguir, tiene que buscar al votante del Frente Amplio porque lo más probable es que declare libertad de acción a sus adherentes”, y si ello no se da, recurrir al argumento de “todos contra Piñera”.

FALLO FOTOGRÁFRICO CARGADO A GUILLIER
Para el diputado independiente y experto electoral, Pepe Auth, la ventaja que tiene el candidato oficialista respecto del de oposición es que jamás se refirió en malos términos a su principal contendora, Beatriz Sánchez, al revés de lo que hizo Piñera con José Antonio Kast que pocos días antes de la elección, habló de la derecha cavernaria de Kast, y el día de la elección lo felicitó por compartir principios y valores.

Evidentemente con Kast de jefe de campaña le da a Guillier la polarización ideal, así que mientras más campaña haga por Chile José Antonio Kast, porque además él sabe eso, mejor para Guillier. Todos los factores son gravitantes, sumar a Ossandón no sé si es reversible” en la votación.

Respecto de Piñera afirma que “profundiza su problema de credibilidad porque cuando la gente lo escucha sabe que no es sincero, que dice lo que no piensa. Entonces los que hace es acentuar el juicio que se tiene de él”, situación que le perjudica.

“A mi juicio hay un empate técnico según la distribución de votos y por lo tanto son esas pequeñas cosas las que van a hacer ganar o perder la elección”, subraya.