Graves acusaciones contra los megaprestadores de la salud que ofrecen planes de tratamientos dentales para sus afiliados, dio a conocer el Colegio de Cirujanos Dentistas de Chile ante el SERNAC, al denunciar que los procedimientos ponen en serio riesgo la salud de los pacientes, por las malas condiciones higiénicas y de equipamiento con que operan las clínicas asociadas.

En un extenso documento entregado al director del SERNAC, Ernesto Muñoz, la directiva presidida por el doctor Jaime Acuña señala que estas prácticas de los intermediarios de la salud son atentatorias a los derechos de los consumidores establecidos en la ley 19.446.

“Los megaprestadores en el área de la salud odontológica están cometiendo una serie de abusos en desmedro de sus pacientes”, dice el texto.

Agrega que uno de los hechos más nocivos “consiste en el ofrecimiento de atenciones dentales de buena calidad a un bajo costo” y que “la baja de los precios ofertados va ligada a una mala calidad de la prestación, de los insumos utilizados para llevar a cabo ésta y de las condiciones higiénicas de los establecimientos donde las atenciones dentales se efectúan, provocando lo anterior un peligro para la salud de los pacientes”.

Al mismo tiempo el colegio de la Orden sostiene que los ofrecimientos de promociones dentales de libre elección no son tales, pues se trata de descuentos  realizados sobre la base de presupuestos que se “inflan” artificialmente para poder aplicar estas rebajas. Además, denuncian que una vez contratados los servicios, son condicionados a la atención en determinados centros odontológicos, los que incluso no pertenecen a la cadena del magaprestador, sino que son subcontrataciones con terceros.

15 graves acusaciones

El Colegio de Dentistas enumeró en 15 puntos los hechos más graves que se estarían produciendo en el mercado de las atenciones odontológicas a través de estos megaprestadores. Uno de los más graves se refiere al hecho de que las atenciones dentales ofrecidas a bajo costo “se están realizando en establecimientos que no cuentan con las medidas de calidad adecuadas y menos aún con autorización sanitaria para funcionar”.

Otro de los puntos denunciados, y que incide en la baja calidad de la atención, es el “recambio reiterado de profesionales, cirujano dentistas, lo que se traduce en una mínima continuidad de los controles de los tratamientos dentales”.  Se indica, además, que hay “falta de asistentes, insumos, de mantención de los equipos y de instrumental disponible para trabajar”.

Junto a lo anterior, también afecta los derechos de los pacientes que “en procedimientos mal ejecutados no se soluciona el problema de los pacientes y tampoco se hace devolución de su dinero”.

En relación al inadecuado estado de las clínicas en su equipamiento, denuncian que hay una “pésima condición de sillones, luces y en algunos casos malos olores… mala calidad de los materiales, sobre todo de cirugía”.

Prácticas ilegales

El Colegio de Dentistas alerta también en el documento sobre la oferta de limpiezas dentales a bajo costo, “que son realizadas por asistentes dentales, lo cual está fuera del ámbito de su quehacer y facultad profesional. Lo mismo sucede con las personas que toman radiografías, siendo éstas asistentes sin ningún tipo de curso que respalde su función, provocando lo anterior un peligro para la salud del paciente y del mismo funcionario”.

Otras realidades que se verifican en los servicios prestados por los megaprestadores odontológicos es que, en el caso de los pacientes que quieren hacer uso de sus seguros por tratamientos de implantología, rehabilitación u ortodoncia, se les limita el monto a ocupar en dichas prestaciones, sin poder el paciente recibir la prestación que necesita. “Por ende -denuncian- solo se pueden realizar pequeños tratamientos sin pensar siquiera en los objetivos del tratamiento”. Agregan que se les solicita a los profesionales tratamientos mínimos con materiales que nunca han probado y que ni siquiera pueden cambiar los brakets que el paciente pierde.

El texto presentado en la tarde del jueves finaliza señalando que, en aras de lo anterior, “el Colegio de Dentistas, basado en la ley 19.446 de protección a los derechos de los consumidores, solicita al SERNAC que vele por el cumplimiento de las normas legales infringidas por los megaprestadores odontológicos, y utilice todas las herramientas legales que para ello la ley le confiere”.