Boric y el FA de cara al balotaje: “Piñera es un retroceso para Chile, pero no es claro que Guillier sea un avance”

El diputado y uno de los fundadores del Frente Amplio manifestó las dudas sobre las líneas del candidato del oficialismo.

772

En medio del “proceso de reflexión” del Frente Amplio de cara a la segunda vuelta presidencial, el diputado Gabriel Boric, expresó la posición de la nueva fuerza política sobre si plegará su apoyo a la candidatura de Alejandro Guillier.

“En este debate mi posición es que debemos cautelar un equilibrio muy delicado entre la confianza depositada en nosotros y el retroceso que significaría un gobierno de derecha“.

“Lo que debemos hacer, por tanto, más que llamar o no a votar por Guillier es colaborar en dar un debate de fondo sobre las ideas que hemos defendido, sobre las que Guillier debe pronunciarse, y que nos han dado la representación que hoy tenemos”, enfatizó.

Sobre las diferencias, Boric dijo que “no me cabe duda que llegaremos a acuerdo. En lo que tenemos consenso es que no pretendemos negociar ningún tipo de cargo, que el debate debe ser público, que no tenemos propiedad sobre los votos y, por ende, lo que nos corresponde es plantear una interpelación en torno a los ejes de nuestro programa”.

“Estamos plenamente conscientes de que Piñera significa un retroceso para Chile, pero no es claro que Guillier signifique un avance“, agregó Boric.

A pesar de los “guiños” al FA por parte del comando, con la suma del abogado Fernando Atria, adherente de la Asamblea Constituyente, para el diputado por Magallanes, se dificulta una cercanía, pensando que en el programa de primera vuelta, no estaban incluidos proyectos que están en el eje del Frente Amplio.

Esas políticas son “no más AFP, condonar el CAE, negociación por rama, impuesto a los súper ricos, royalty minero, apuesta por la educación pública (expansión de matrícula y financiamiento a la oferta) y gratuidad en todos los niveles; seguro universal de salud, poniendo fin al negocio de las isapres; posnatal para los padres; descentralización efectiva; territorio y autonomía para los pueblos originarios, y asamblea constituyente”, dijo a La Tercera.

“Son hartas cosas, pero el problema, justamente, es que el programa de primera vuelta de Guillier no tenía ninguna reforma sustantiva en estas áreas. Guillier no va a ganar si no propone reformas en serio en estas dimensiones”, apuntó.