Vasectomía: Mitos y verdades del principal método anticonceptivo masculino

El pasado 18 de noviembre se celebró el día internacional de la vasectomía, es importante develar los misterios que hoy en día existen en torno a este método anticonceptivo, uno de los pocos que puede ser adoptado sólo por el sexo masculino.

569

¿Qué es la vasectomía? es una operación sencilla, segura y rápida, que se realiza a través de una cirugía ambulatoria, que puede provocar algunas suaves molestias durante los días siguientes. Sin embargo, la vasectomía es una cirugía que no suele ocasionar ningún tipo de dificultades en el largo plazo.

“Hoy en día es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces que existen y puede ser utilizado sólo por el hombre, consiste en cortar los conductos deferentes y, por lo tanto, no permitir que los espermatozoides producidos en los testículos lleguen al semen”, señala José Ignacio Vinay, urólogo – andrólogo de la nueva clínica de fertilidad de Chile, SGFertility. Sólo algunos urólogos están capacitados, y tienen el instrumental específico, para realizar la técnica sin bisturí, que se lleva a cabo en SGFertility.

 Mitos y verdades

Existen diversos mitos y verdades sobre esta cirugía, por lo que es muy importante aclararlos, ya que es un tema cada día más recurrente entre los hombres al momento de buscar un método de anticoncepción:

La vasectomía no produce impotencia sexual ni produce cambios físicos en los hombres. Tampoco reduce el deseo sexual ni existen cambios hormonales.

No produce cambios en la eyaculación. Esta sigue igual, sin embargo, el semen no contiene espermatozoides, por lo que no embaraza.

No existen riesgos de cáncer ni enfermedades por realizarse esta operación.

No es una cirugía dolorosa. Es más, un hombre puede realizársela un día en la tarde e ir a trabajar al día siguiente. Sólo debe tomar analgésicos por unos pocos días posterior al procedimiento.

Dado que previo a la cirugía existían espermatozoides a lo largo de todo el conducto deferente, se debe esperar un poco antes de dejar los métodos anticonceptivos. Se confirma la ausencia de espermatozoides con un espermiograma 2-3 meses después de la cirugía.

Además, la vasectomía es un método muy beneficioso para la pareja, ya que así existe un control de paternidad compartida, las mujeres no tienen por qué ser las únicas responsables de la planificación familiar y es una cirugía cubierta por Fonasa e Isapre.

Paternidad después de una vasectomía

Si bien la vasectomía se realiza principalmente en aquellos hombres que ya han tenido suficientes hijos y ya no quieren tener más, es posible revertir la cirugía con un procedimiento asistido por miscroscopio llamado vaso-vasostomía; también realizado en SGFertility. Las posibilidades de éxito de esta cirugía dependen sobre todo del tiempo que ha transcurrido desde la vasectomía y de la edad de la mujer, explica el Dr. Vinay.

Siempre existirá la posibilidad de extraer los espermatozoides directamente desde el testículo a través de una biopsia testicular ambulatoria, para posteriormente realizar técnicas de reproducción asistida.

“Se han dado muchos casos de hombres que han decidido no tener más hijos, pero que por diferentes vueltas de la vida luego están con otra pareja que si desea, por lo que deciden someterse a una reversión de la vasectomía, que de no ser exitosa deriva en una biopsia testicular, para volver a ser padres, lo que tiene muy buenos resultados. De esta manera, si bien es recomendable que la vasectomía se la hagan solo hombres que estén seguros que no quieren tener hijos, queda abierta la puerta para que en el futuro puedan arrepentirse y tengas opciones para volver a ser padres”, agrega José Ignacio Vinay.