Este 2017 las incautaciones de cigarrillos superan las 10 millones de cajetillas

Sólo durante esta semana, el Servicio Nacional de Aduanas destruyó 293.500 cajetillas decomisadas en la Región Metropolitana, con una evasión estimada en más de US$22 millones.

239

Con maquinaria pesada y líquidos para acelerar la descomposición fueron destruidas esta semana 293.500 cajetillas de cigarrillos incautados por funcionarios de la Aduana Metropolitana.

Lo anterior, en el marco del Plan Integrado de Fiscalización (PIF) de Cigarrillos del Servicio Nacional de Aduanas, que forma parte de las estrategias de la protección del comercio exterior y de la salud pública de la ciudadanía.

La estadística indica que durante 2016 el Servicio logró incautar 6.247.311 cajetillas de cigarrillos, con una evasión estimada en más de US$22 millones, mientras que en lo que va de este año esa cifra subió a 10.042.752 duplicando la evasión a un monto de US$41.850.571.

El director nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda, destacó que esta acción “se da en dos ámbitos muy relevantes para Chile, por un lado, está asociado al rol de protección del comercio legítimo y al resguardo de la recaudación fiscal, que resulta perjudicado por este tipo de ilícitos”.

“Y, por otro, y tan o más importante que el anterior, es que a través de estos procedimientos Aduanas también protege la salud de las personas al evitar que millones de cigarrillos de dudosa calidad y procedencia lleguen a los consumidores finales”, agregó.

Además, indicó, “es fruto del esfuerzo común del trabajo de la mesa del Ministerio del Interior en la que participamos junto a Carabineros y la PDI”.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, destacó la “este ilícito no sólo compromete ingresos tributarios para el país, sino que afecta la salud pública y atrae un conjunto de otros hechos de carácter delictual que impactan la calidad de vida de las personas”.

De hecho, un nuevo estudio de comercio ilícito de cigarrillos, publicado conjuntamente por el Observatorio del Comercio Ilícito (OCI) de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y British American Tobacco Chile, arrojó que desde 2012 este mercado ilegal se ha multiplicado más de 6 veces, provocando pérdidas anuales de US$500 millones por concepto de evasión tributaria.

La investigación demostró que el volumen de cigarrillos ilegales que son consumidos en nuestro país –falsificaciones y contrabando- alcanzó el 22,3% durante en el primer semestre de 2017, lo que representa un crecimiento del 50% sólo en el último año.