Review | Assassin’s Creed Origins: Mucha historia, varias preguntas

Pasó más de un año de espera desde el juego anterior de la saga. Horas de gameplay, cientos de misiones secundarias, nueva modalidad de juego, puntos a favor y otros en contra. ACO resuelve muchas preguntas sobre la hermandad.

337

Ubisoft cambió su estrategia de la última década y por primera vez pasó un año sin publicar un juego de la saga Assassin’s Creed.

2017 se convirtió en un hito para la saga de asesinos y la espera no fue en vano. Assassi’s Creed: Origins (ACO) responde preguntas que hasta ahora no tenían atisbo de resolver. Hasta ahora solo conocíamos la lucha contra los templarios, y al fin tenemos respuestas.

Los jugadores se ponen en la piel de Bayek of Siwa, el último Medjay del antiguo Egipto, denominación a los miembros de la fuerza de seguridad para los pueblos o autoridades determinadas.

Nuestra historia comienza con la tragedia que marcó la vida Bayek, lo alejó de su servicio y lo lleva a tomar un rumbo para acabar con la conspiración en torno al poder.

Tranquilos, aquí no hay Spoilers.

¿Qué hay de nuevo? Centrémonos en el juego.

Origins tomó cuatro años en su desarrollo, y el trabajo se nota en el gameplay. Mejor inteligencia artificial y un nuevo modo de combate son algunas de las mejoras y dentro de las novedades destaca un nuevo compañero en la aventura de nuestro “pre-asesino”.

La historia se remonta tanto en el pasado que varias de las características que conocemos de los asesinos aún no están presentes, incluyendo la “visión de águila”, que permite al jugador detectar ciertos elementos del mundo abierto.

Senu es la respuesta a esa ausencia. La mascota/aliado de Bayek se convierte en un vigía en las alturas para nuestro protagonista. Es capaz de atacar enemigos, incapacitarlo e incluso marcar puntos de interés.

Como en los juegos anteriores, podemos mejorar armas, personalizar vestimentas, con nuevas armas y herramientas que facilitarán tu tarea con el avance del juego.

ACO tiene un cambio importante, presentando un nuevo sistema de puntos de habilidad que te harán subir de nivel y te permitirán adquirir nuevos movimientos y ataques. Estos se ganan en combate y superando etapas, al más puro estilo de los juegos de RPG.

¿Vale la pena? El jugador debe decidir, pero sí hay una mapa disponible con la “red” de habilidades disponibles y cuáles desbloquear según tus preferencias

Historia: Respuestas que necesitábamos

Como suele pasar con esta saga, las historias tienen un inicio simple para luego pasar a una complejidad inesperada. En el caso de ACO eso ocurre casi inmediatamente. Bayek pierde a su hijo en un ataque personal de un grupo de sacerdotes que intentan utilizarlo: la Orden de los Antiguos.

Resulta que es este clan, que ataca desde las sombras, tiene una verdadera red de influencias en torno a los pilares de poder de Egipto.

Bayek encontrará una aliada inesperada: Cleopatra y formarán un equipo junto su esposa para liberar a Egipto de esta amenaza. Este es solo el inicio de lo que provoca el nacimiento del “Credo de los Asesinos”, pero uno de los puntos más atractivos de la historia es conocer cuáles fueron los hechos que definieron a la hermandad.

De dónde viene la hoja oculta, porqué la amputación del dedo anular y otras interrogantes al fin tienen respuesta, mientras que el jugador sigue avanzando con gráficas a 4K.

Raya para la suma           

A fin de cuentas, la pregunta es si valió la pena la espera y no hay solo una respuesta. Ahora, los fanáticos estarán agradecidos de un nuevo título a la saga, aunque con un leve cambios en los controles y la jugabilidad parece extraño a esta altura, no resta al resultado final.

Esta vara instaló una vara altísima desde AC: II con la saga de Ezio Auditore. ACO llega como un elemento necesario para la historia de la hermandad, pero hay un momento en que simplemente es demasiada la historia de la trama principal, a veces, enredada.

Punto a favor es que hay más de 100 misiones secundarias y las horas de juego pueden ser interminables. Algunas de poca relevancia otras que afectan a tu desempeño, el consejo es no ignorarlas, con el fin de obtener más puntos de experiencia y subir de nivel.

En conclusión: Assassin’s Creed: Origins cumple su misión, pero sin convertirse en un referente más que por los cambios en su jugabilidad. De todas formas, es uno de esos juegos que se hace indispensable, sobre todo si ya eres parte de “La Hermandad”.

Este juego se une a la teoría del “Ubiverso”, en que todos los juegos de Ubisoft están unidos. En ACO pueden encontrar una relación “en el mundo real” (fuera del Animus) con otro juego exitoso de la compañía: Watch_Dogs.