Instalan primera piedra de planta del Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria

La planta contará con una superficie de más de 17.000 m2 y contempla una inversión público-privada por $ 17.534 millones, de los cuales $ 9.700 millones son aportados por Corfo.

249

En el Parque Tecnológico Laguna Carén, se instaló la primera piedra de la que será la planta de pilotaje del Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria, CeTA. Su construcción constituye un hito para la industria alimentaria, dado que será pionera en el desarrollo de ingredientes saludables, alimentos procesados y empaques, con miras a duplicar las exportaciones chilenas del sector al 2025.

La planta contará con una superficie de más de 17.000 m2, y dispondrá de instalaciones para preservar la funcionalidad de los ingredientes, áreas de pre-tratamiento de las materias primas, extracción convencional y presurizada, envasado de extractos, además de zonas de almacenaje en frío, logística y oficinas centrales.

El Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria -apoyado y financiada por Corfo, a través del Programa de Fortalecimiento de Capacidades Tecnológicas para Alimentos- es una de las 20 iniciativas estratégicas contempladas por el programa “Transforma Alimentos”, una red de colaboración entre diversos actores privados, públicos y de la comunidad científica, que pretende posicionar a Chile dentro de los países líderes en la producción de alimentos saludables para el mundo.

El presidente del directorio de la corporación CeTA, Andrés Barros, destacó el impacto productivo y el modelo asociativo empleado para constituir el centro y convertirlo en un referente internacional en su ámbito. “A partir del próximo año, el CeTA estará presente en regiones, con una planta de 400 m2, instalada en dependencias de la Universidad de La Frontera, a esto se suma la construcción en el Parque Tecnológico Laguna Carén, por lo que pronto estará prestando servicios al sector alimentario”, sostuvo.

Andrés Barros, presidente del directorio de CeTA. / Foto: CeTA.

El CeTA posee seis socios fundadores: Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de La Frontera, Universidad de Talca, Fundación Fraunhofer Chile Research y Fundación Chile. “Estos socios concentran 49% de los grupos I+D del país que desarrollan el 50% de los proyectos I+D de Chile, emplean al 46% de los investigadores y elaboran el 52% de las publicaciones al respecto”, afirmó Barros.

Por su parte, el ministro (s) de Agricultura Claudio Ternicier, que asistió a la ceremonia, afirmó que “esto que estamos inaugurando hoy es un paso más para que Chile se mantenga exitosamente en los mercados. Es importante para lo que viene preocuparnos de la logística, una que asegure calidad, inocuidad de los productos, marketing  y la información adecuada para el consumidor. Además, es relevante el poder diversificar y sofisticar nuestra producción para hacer una transformación que agregue valor, que es lo que hoy los consumidores nos están pidiendo y para eso había que dar un salto significativo. Y eso es lo que se buscará con este centro, porque como Ministerio estamos convencidos que nuestra agricultura será uno de los dos pilares del desarrollo de nuestra economía en las próximas décadas”.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, aseguró que la brecha más importante de atacar para el desarrollo de alimentos saludables –que se prevé serán los más demandados en el futuro-, es la relacionada a la elaboración de alimentos funcionales y nutracéuticos. Para ello, dice, se requiere tener la capacidad de pilotear, contar con plantas de pilotaje y capacidades analíticas que permitan desarrollar estos nuevos alimentos, hacer pruebas comerciales y testear los mercados.

“Este nuevo centro permitirá aumentar drásticamente la oferta de servicios tecnológicos para el pilotaje y el desarrollo de innovaciones de productos e insumos funcionales, que irán a estos nuevos mercados, lo cual tiene un potencial de aumentar el valor de nuestras exportaciones de alimentos en forma dramática. Actualmente Chile exporta US$ 18 mil millones en alimentos y esperamos que en un plazo de 10 años, se duplique el valor de estas exportaciones y lo conseguiremos produciendo no más de lo mismo, sino que con mejores productos para satisfacer las demandas de un mercado cada vez más sofisticado”, sostuvo Bitran.

La actividad, además, contó con la presencia de los rectores de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; Pontificia Universidad Católica, Ignacio Sánchez; Universidad de Talca, Álvaro Rojas. También asistió el presidente de Fundación Chile, Patricio Meller, junto a representantes de la Universidad de La Frontera, Fundación Fraunhofer Chile Research, gremios y empresas del sector.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, valoró la colaboración en torno a la construcción de la planta piloto en el Parque Tecnológico Laguna Carén. “Esta iniciativa es valorable por su modelo asociativo para poner a disposición de la industria a los referentes en I+D del país”, expresó.

  • Alfredo Saavedra

    Paso a pasito sin apresurarse demasiado, puede que en algunas décadas más los empresarios en general comprendan que la I&D no es algo fuera de su negocio, sino por el contrario que este depende principalmente de la Investigación y Desarrollo que tenga lugar en el país. Las principales organizaciones empresariales del país, debieran participar organizadas y activamente en asociarse con universidades e institutos de investigación, financiando investigación que redunde en su propio beneficio, esto lo hicieron los países industrializados hace 200 años atrás pero en Chile todavía no se entiende. Sin Investigación y Desarrollo (I&D) Chile no será nunca un país desarrollado, jamás ! Quién piense que la I&D es un proceso de un año para otro se equivoca, el proceso es el mismo de un ser humano o una empresa; nadie nace formado de una vez o siendo una empresa exitosa desde el primer día. Alcanzar la meta requiere de constancia = inversión + tiempo, sólo así el país será desarrollado es decir sustentable y no solo crecido de forma temporal y anómala. Felicitaciones a CORFO y las instituciones que integran esta iniciativa.