Con obra de teatro homenajean a dos ejecutadas políticas de Villa Grimaldi

Pasajes de “Las mil y una noches” darán vida a esta adaptación que recordará el próximo 18 de noviembre a las integrantes del MIR, Mónica Pacheco Sánchez y Catalina Gallardo Moreno, que fallecieron en 1975 en el entonces cuartel Terranova.

181

Un día antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias, la compañía de teatro Rapsodia Populárika presentará la obra “Las mil y una noches” en el Parque por la Paz Villa Grimaldi para rendir un homenaje a dos mujeres que fueron detenidas, torturadas y muertas en el lugar cuando fue centro de detención y tortura en dictadura.

El colectivo presentará una adaptación del montaje que cuenta la vida de Scherezade, “una historia de sobrevivencia, de cómo una mujer usa las palabras como arma para terminar con los abusos e injusticias de un tirano”, comenta la responsable de la puesta en escena, Kjessed Faúndes.

Añade que con esa premisa “buscamos instalar nuestro trabajo en lugares donde la brutalidad y la barbarie, especialmente contra las mujeres, no debe volver a repetirse nunca más”, como ocurrió con las integrantes del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), Mónica Pacheco Sánchez y Catalina Gallardo Moreno, quienes fueron ejecutadas en el entonces llamado cuartel Terranova.

Ello porque entre la noche entre el 18 y 19 de noviembre de 1975 fue una de las más crudas vividas en el centro secreto de detención y tortura de Villa Grimaldi.

“Las mil y una noches” presenta una adaptación en décimas del clásico árabe, en la que Scherezade narra su historia y tres de los mil y un cuentos de los que le salvaron la vida, tensionando el momento en el cual el Sol nace y el sultán debe decidir si perdonarle la vida o ejecutarla, como ha hecho ya con otras mil mujeres.

COORDENADAS
Obra:
“Las mil y una noches”
Cuándo: sábado 18 de noviembre, a las 19:00 horas
Dónde: frente al Muro de los Nombres, Parque por la Paz Villa Grimaldi, José Arrieta 8401, Peñalolén
Entrada: aporte voluntario

  • Javier Letelier

    no creen que la gente y sobre todo las nuevas generaciones están cansadas del eterno tema “desaparecidos”, “dictadura”, etc. etc.?
    Parte del progresismo que debe tener un pais, consiiste en temas que producen división y que reabren heridas, cerrarlos con los debidos procesos de justicia e investigación, pero de ahi a pasarsela por años llenando los: teatros, centros culturales, museos, memoriales, series de televisión, conciertos, con el tema de los DHH y la dictadura realmente aburre y cansa.
    Mas cuando el tratamiento que se le da es desde la victimización en circunstancias que hoy ya es de público conocimiento los reales hechos los reales interventores y responsables del golpe.
    Nadie hace ni dice nada de la responsabilidad que le cabe a USA a Kisinger, ninguna organización pro DDHH ha demandado a los yankis. Solo siguen lucrando en Chile a costa de esos muertos.