El Metro de Santiago mostró su satisfacción por el efecto positivo que ha tenido en sus primeros días la nueva Línea 6, que une Providencia con Cerrillos.

El presidente del directorio de la empresa, Rodrigo Azócar, afirmó que la flamante línea ha logrado uno de los objetivos de su construcción, que es descongestionar las Líneas 1, 2 y 5.

Comparando con un día laboral promedio de octubre, en la Línea 1 tuvimos una disminución de la afluencia de un 3,5%”, detalló.

Agregó que “varias estaciones tuvieron menor afluencia, como Estación Central; una cosa que estaba prevista por la combinación en Lo Valledor de gente que viene desde el sur, desde Nos, y que en Lo Valledor toma la Línea 6 para llegar al oriente en forma más rápida”.

Azócar informó también que “en la Línea 2 hubo una disminución muy pequeña, de 0,8%, y en la Línea 5 hubo una disminución de 2,8% en la afluencia total”.

El presidente del Metro puntualizó que en los primeros 5 días de la Línea 6 se han transportado cerca de 300 mil usuarios.

Carlos Melo, subsecretario de Transportes, también alabó a la nueva línea, pero manifestó que ha recibido reclamos de usuarios que han denunciado la falta de recorridos del Transantiago para acercarse a las estaciones.

Es por eso que “hemos detectado en estos primeros días la necesidad de realizar ciertos ajustes sobre la malla de buses, que permitan brindar una mejor conectividad e intermodalidad entre el sistema de buses y el sistema de Metro, como parte de un sistema integrado”.

Especificó que se realizarán “algunos ajustes en Cerrillos, donde, efectivamente, la necesidad es reforzar y modificar ciertos servicios para realizar una mejor alimentación de la estación. Es algo en que ya estamos trabajando, para desplegarlo en las próximas semanas”.