Eduardo Artés a La Nación: “El Frente Amplio nació con una fecha de muerte después de la primera vuelta”

El candidato presidencial del Partido Unión Patriótica hizo un análisis de las próximas elecciones presidenciales, en que estudió las posturas del resto de los abanderados, lanzando dardos a Marco Enríquez-Ominami, Beatriz Sánchez y Alejandro Navarro.

1915

El Frente Amplio nació con una fecha de muerte después de la primera vuelta”. Ese fue el análisis que hizo el candidato presidencial del Partido Unión Patriótica (UPA), Eduardo Artés, vislumbrando un quiebre en sus bases entre quienes apoyarán al abanderado del oficialismo, Alejandro Guillier, y quienes no lo hagan.

El fundador de UPA se convirtió en el primer invitado en la serie de entrevistas que Diario La Nación con la colaboración del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello- realizará de cara a las elecciones del próximo 19 de noviembre. En en el encuentro  analizó el actual momento de la política chilena, acusando la existencia de más similitudes que diferencias entre la Nueva Mayoría y Chile Vamos, afirmando que la coalición del oficialismo no es de izquierda.

Además, Artés reconoció que el objetivo de su candidatura no es ganar las elecciones, sino que usarlas como plataforma para visibilizar sus propuestas y atraer nuevos militantes.

“Nuestro objetivo ya está hecho, que es dar un nuevo espacio para reconstruir la izquierda y eso lo estamos logrando. Hay mucha gente que se ha ido entusiasmando, incluso en lugares que no teníamos a nadie y fuera del país, con un proyecto popular (…) Ese es nuestro primer éxito”.

Sobre si tiene conflicto sobre usar el proceso con estos fines, Artés acusó que es un uso similar al que le da la “burguesía”.

Ellos hacen estas elecciones para darle una válvula de escape a la presión social. Nosotros participamos porque hemos ganado este espacio con lucha. Vamos a quedar con un acumulado de consciencia, que nos permitirá que las grandes movilizaciones que vendrán tengan un norte más claro”, dijo el candidato a nuestro medio.

Eduardo Artés (Fabián Vargas – La Nación)

Frente Amplio: Con fecha de muerte anunciada

Consultado sobre el escenario que se le viene al Frente Amplio en las presidenciales, Artés aseguró que es un conglomerado con fecha de caducidad y con “una crisis anunciada”.

“Ellos están muy complicados, creo que no pasarán de noviembre como tal. La crisis está anunciada, porque está claro que hay un sector que no apoyará a Alejandro Guillier y otro que sí lo hará a todo evento. Nació con fecha de muerte inmediatamente terminada la primera vuelta”, explicó.

Sobre sus militantes, el candidato aseguró que “hay algunos que son más correctos, algunos que son compañeros que se proclaman de izquierda, que se equivocaron y se metieron a un invento que era para atraer nueva gente a la Nueva Mayoría, con operadores políticos como Gonzalo Martner del Partido Socialista y que ayudó a armar todo eso”.

“Estamos frente a algo que anuncia una nueva tragedia que dejará a muchos defraudados”, agregó.

“Punta Peuco es un vertedero de criminales”

Sobre el avance en materia de Derechos Humanos, el candidato desacreditó los dichos del comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, asegurando que las Fuerzas Armadas ya no tienen más información sobre delitos cometidos durante la dictadura.

“¿Por qué deberíamos creerle? Que abra los archivos, que permita que la gente humilde pueda ir a verlos”, dijo a nuestro medio.

Sobre la misma afirmó que es necesario cerrar el penal Punta Peuco, calificándolo como “un vertedero de criminales”.

“La gente de Til Til ha recibido mucha basura por mucho tiempo. Hay vertederos ahí y uno de ellos es Punta Peuco. Es un vertedero de criminales, así como hay otras basuras que caen a Til Til, está la que llega a Punta Peuco”, dijo Artés a La Nación.

“Si los trasladas a Colina 1, con lo que se está haciendo ahí, donde la enfermería está siendo adaptada para que estén prácticamente en las mismas condiciones, no son trasladados para tener el mismo trato que el resto de los reos comunes, que son muchos más nobles -a mi entender- que estos criminales fascistas”, agregó.

Eduardo Artés (Fabián Vargas – La Nación)

El plan de MEO

Finalmente, el candidato de UPA hizo un duro análisis de la candidatura de Marco Enríquez-Ominami, en que aseguró que la intención del abanderado del Partido Progresista (PRO) no es la de un proyecto de país, sino que la de negociar apoyos con la Nueva Mayoría y así estar considerados para nombramientos en ministerios y otras reparticiones públicas.

“Meo es Meo, es difícil darle una caracterización”, resumió.

“Lo único que quiere es salvar su situación y tener un espacio bajo el paraguas de la Nueva Mayoría y lo dice a cada rato: ‘que cuándo nos ponemos de acuerdo’. Y como no lo llaman, inventa cosas, pelea con Guillier para ver cómo acumula algunos puntos de cara al a primera vuelta, porque de acuerdo a eso es cómo harán la negociada que van a hacer para la segunda vuelta y cuántos ministerios le pueden tocar, gobernaciones, embajadas, subsecretarias… ellos trabajan eso. Es una burla”.

*Revisa la versión completa a continuación:

  • josé manuel cubillos m

    Sería bueno ver otras caras del UPA.
    Le hace bien a la democracia que todaa las voces esten representadas en el Congreso de la nación

    • Guido Reuter

      “Sería bueno ver otras caras del UPA.” Tiene Ud razon y esperemos que sean un poco menos amargadas; es de imaginarse un Gobierno de estos “puritanos” de izquierda!!!!

      • josé manuel cubillos m

        Aun no gobiernen nunca. Serian bueno

  • ComisionDDHH

    La Nueva Mayoría tiene cuentas pendientes con los Derechos Humanos y por Corrupción. En ese marco Bachelet hizo grandes esfuerzos por producir cambios estructurales y lavarle la cara al conglomerado, que también es crónica de una muerte anunciada.
    Kast y Piñera ordenadamente sumarán votos en segunda vuelta, y sumarán los de la DC tipo Mariana Aylwin. Lo más probable es que obtengan la presidencial, pero sin mayorías en el Parlamento.
    Los colgajos de todas esas patrañas binominales están condenados al fracaso, porque su horizonte es seguir profitando del estado neoliberal. Y cuando no les cuadren las cuentas andarán como los egipcios, con una puruña adelante y la otra atrás, a ver si les cae algo del CHORrEO.
    El Profe está clarito.
    Y lo que necesitamos como sociedad es organizarnos como en los años 1986 contra Pinochet, pero esta vez para echar abajo toda esta corrupción neoliberal. Del conflicto social que se viene la única salida asertiva posible es la Asamblea Constituyente, la Nueva Constitución Democrática y el salto al Desarrollo basado en un Chile Plurinacional para los chilenos, y no los Grupos Económicos y elites mafiosas.