Frente Amplio afirma que condonar deudas estudiantiles costaría US$183 millones

“Las deudas son el cáncer de un país mercantilizado en extremo, y pueden, en el límite, expulsar a una persona de la sociedad”, expuso el vocero del equipo de Educación del comando, Víctor Orellana.

213

Entre sus propuestas de gobierno, la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, incluyó la condonación de las deudas estudiantiles, que suman cerca de $5 billones entre el Crédito con Aval del Estado (CAE), el crédito Corfo y el Fondo Solidario, a través de un plan de negociación con los bancos. 

Y según los cálculos del Frente Amplio, acabar con el endeudamiento bancario, es decir, con los créditos del CAE y los compromisos Corfo que están en manos de esas instituciones, tendría un costo de US$183 millones anuales durante 25 años, lo que equivale a pagar año a año menos del 9% del presupuesto del Mineduc.

Salir del endeudamiento por educación es una responsabilidad pública. Las deudas son el cáncer de un país mercantilizado en extremo, y pueden, en el límite, expulsar a una persona de la sociedad. Superar este problema supone recuperar la soberanía de las personas sobre sus propias vidas, aliviar su agobio, y reconstruir un vínculo social democrático, libre y no mercantilizado”, dice Víctor Orellana, vocero del equipo de Educación de Sánchez.

Este cálculo no considera los créditos que están en manos del Estado, es decir, parte de los créditos Corfo y el Fondo Solidario, para quienes la solución sería un “perdonazo” fiscal. 

“Acabar con el endeudamiento de 800 mil familias no es un tema de recursos, es un tema de voluntad política”, afirma Orellana, para quien es necesario que otros candidatos, como Alejandro Guillier, demuestren su compromiso con estas exigencias. “La ciudadanía podrá ver en esta discusión qué sectores políticos abogan, genuinamente, por un reencuentro entre sociedad y política”, plantea.