Las finanzas y la moda se endurecen tras el caso Weinstein

El grupo editorial Condé Nast confirmó el martes el despido de Terry Richardson, un fotógrafo de Nueva York de 65 años conocido por sus imágenes sexualmente explícitas.

215

Las repercusiones de la caída de Harvey Weinstein superaron los límites de Hollywood hasta afectar a la industria de la moda y el mundo de las finanzas: las empresas han comenzado a despedir a poderosos hombres acusados de acoso sexual haciendo gala de tolerancia cero.

Las revelaciones sobre la mala conducta sexual que durante años mantuvo el magnate destruyeron su carrera y su matrimonio, y destaparon un problema endémico en la meca del cine.

Pero casi tres semanas después de que salieran a la luz las primeras acusaciones, la historia se repite en otros sectores.

El grupo editorial Condé Nast confirmó el martes el despido de Terry Richardson, un fotógrafo de Nueva York de 65 años conocido por sus imágenes sexualmente explícitas, a pesar de que hace años que modelos afirmaban haber sido agredidas por él.

En el masculino mundo de las finanzas estadounidenses, una fuente afirmó que el fondo de inversión Fidelity Investments echó al gerente Robert Chow, de 56 años, que llevaba 30 años en la empresa, y a Gavin Baker, de 41, quien administraba un fondo tecnológico de 16.000 millones de dólares.

Su presidenta ejecutiva, Abigail Johnson, considerada la mujer más poderosa de las finanzas en Estados Unidos, llevaba semanas exigiendo su salida de la compañía.

Simplemente no toleraremos este tipo de comportamiento“, dijo a la AFP el portavoz de Fidelity, Vincent Loporchio, por correo electrónico.

Johnson, con un patrimonio de 17.500 millones de dólares según Forbes, lidera un fondo que administra 6,4 billones de dólares en activos y forma parte del 2% de mujeres que ocupan el cargo de presidenta ejecutiva, según la organización Catalyst.

“Inaceptable” 

La decisión de Condé Nast de no publicar el trabajo de Richardson es la última señal de que la tolerancia hacia los hombres poderosos acusados de conductas sexuales inapropiadas es cada vez más reducida.

El personal de Condé Nast International –editora de revistas como Vogue, Vanity Fair y Glamour– fue informado por correo electrónico de que el trabajo ya encargado a Richardson debía ser “eliminado o sustituido”.

El acoso sexual de cualquier tipo es inaceptable y no debe tolerarse“, explicó la empresa a la AFP en un correo.

Al igual que Weinstein, Richardson ha insistido en que todas sus relaciones fueron consentidas. El martes, un representante dijo que el fotógrafo estaba “decepcionado”.

Esposo y padre de dos hijos, fotografió campañas para casas de moda, retrató a Barack Obama antes de su elección como presidente y dirigió el video de Miley Cyrus para su canción de 2013 “Wrecking Ball”, en el que apareció desnuda.

El periódico británico Sunday Times se preguntó por qué Richardson era “todavía celebrado”, a pesar de tener “una reputación como el Harvey Weinstein de la moda”.