Caso Luchsinger-Mackay: Machi Francisca alega inocencia y pide absolución

En la segunda jornada de réplicas de los 11 imputados en el marco del juicio penal por la muerte del matrimonio en su fundo de Vilcún, la mujer afirmó que todas las pruebas en su contra son falsas y pidió “no seguir manipulando a los pobres mapuche”.

291

Necesito mi absolución total, mi libertad y también la de todas estas personas (imputados) que están acá porque se les involucró por la reunión que nunca hubo en mi casa”, sentenció este martes la machi Francisca Linconao en la segunda jornada de réplicas del juicio del caso Luchsinger-Mackay que partió en agosto pasado.

En la audiencia que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, la curandera mapuche hizo sus descargos respecto a los cargos que se le han imputado como parte de la asociación que ideó y coordinó el atentado incendiario con resultado de muerte en el fundo La Granja-Lumahue de Vilcún, región de La Araucanía, donde murió quemado el matrimonio compuesto por Wener Luchsinger y Vivianne Mackay

La mujer dijo que durante todo el tiempo que ha durado la indagatoria de la causa que la mantuvo por nueve meses en prisión preventiva y que derivó en una huelga de hambre que permitió que fuera trasladada a su casa con arresto domiciliario, se han inventado mentiras respecto de ella yde los demás comuneros detenidos.

“Soy inocente, lo juro”, aseveró la machi Francisca respecto de la causa en que hasta ahora hay un sólo condenado, el machi Celestino Córdova, quien fue aprehendido herido de bala en las inmediaciones del predio la madrugada misma del 4 de enero de 2013 cuando se desató la tragedia, y actualmente cumple una condena de 18 años en la cárcel de Temuco.

“Por qué yo debía meterme en esa cosa, nunca, ni joven cuando tenía 20 o 25 años no estuve en estos problemas. Yo no tengo mala conducta, esta es la primera vez en 57 años que me involucran con unas muertes terribles. Soy inocente señor (…) esto no es verdad”.

“CONOZCO A LOS LUCHSINGER”
La curandera también aseguró que conoce a Jorge Andrés Luchsinger Mackay, hijo de la asesinada pareja. “Conocí a su papá, a su mamá, estuvieron en mi casa, compartimos. Yo no tengo ningún problema con los Luchsinger, con ninguno de ellos. Conozco a Rodolfo Luchsinger, el otro día me llamó por teléfono, estuvimos conversando, a todos los Luchsinger los conozco y ellos me conocen, yo no tengo mala conducta y no tengo conflictos con nadie”, refrendó.

Aclaró que el único conflicto que tiene con la familia de las víctimas era una demanda por un cerro que está en su propiedad y que tiene yerbas medicinales que ella ocupa para aliviar a sus pacientes.

“La única demanda que hice fue por el cerro medicinal y eso seguramente ellos (los fiscales) dijeron: ‘ya, esta machi estaba pidiendo la tierra, reclamando el cerro, el lahuen (remedio) y se tomó (valió) del convenio 169 de la OIT. Esto no es así, hicieron toda una mentira y por eso estuve nueve meses en la cárcel y no debía estar ahí porque esto es falso”, acusó.

Los descargos de la machi también se refirieron al comunero que delató el supuesto modus operandi del atentado, sosteniendo que lo obligaron a hacerlo con amenazas y apremios.

“La PDI, Carabineros que me pusieron armas en mi casa. Que no sigan mintiendo estos señores, ellos son autoridades, primero tienen que hacerse respetar ellos para que los puedan respetar. No sigamos maltratando, manipulando a los pobres mapuche que son inocentes y los mandan a la cárcel. Hay mucha gente inocente pagando la condena por mentiras”, concluyó.