Forestales presentan medidas innovadoras para enfrentar la temporada de incendios

La Corporación Chilena de la Madera (Corma) informó que aumentará la inversión en un 60% en relación al promedio histórico y crecerá el número de voluntarios para el combate del fuego.

231
Empresas forestales presentan medidas innovadoras para enfrentar la temporada de incendios.

Cuando aún quedan señales de las pérdidas que dejaron los gigantescos incendios forestales durante el verano, que dejó lamentablemente 10 personas fallecidas y más de 580 mil hectáreas quemadas en gran parte del territorio chileno, las empresas forestales ya están trabajando para prevenir y enfrentar la nueva temporada.

Así lo informó este jueves Fernando Raga, presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), quien dio a conocer el plan de prevención y combate de incendios y que ya se está implementando en algunas localidades.

“Se han generado nuevas estrategias y procedimientos para que estemos mejor preparados para prevenir y, ojalá, poder evitar estas situaciones”, manifestó el dirigente.

Para eso, para la nueva temporada se destinarán 80 millones de dólares en inversión, cifra que representa un 60% de aumento en relación al promedio histórico que es de US$50 millones. Además, implementarán una innovadora Red de Prevención Comunitaria público-privada, que significa un trabajo en la zona de interfaz urbano-rural, en donde las empresas, bomberos, organizaciones locales y los habitantes de los municipios vecinos definirán las zonas de mayor riesgo y las medidas preventivas necesarias a realizar. “Creemos que esto será súper clave y será el corazón de lo que esperamos sea un gran cambio para el país en el futuro”, aseguró Raga.

Para la nueva temporada se destinarán US$80 millones en inversión.

DETALLES DE LA INVERSIÓN

Respecto a la inversión de US$80 millones, Raga destacó que “estamos triplicando lo que estamos destinando a prevención, es decir US$18 millones”.

Además, para la próxima temporada las empresas forestales aumentarán las personas dedicadas a la prevención y combate de 2 mil a 2.700 brigadistas. También para la nueva temporada habrá 266 torres de vigilancia, 24 aviones y 25 helicópteros para atacar el fuego, y más de 100 maquinarias pesadas, incluyendo 35 camiones cisterna.

En relación a la Red de Prevención Comunitaria, el presidente de Corma señaló que “nos dimos cuenta de que disponer de protocolos de prevención en las áreas urbano-rurales es fundamental para evitar daños”. Esta red ya se está implementando en 150 zonas y se espera llegar a una meta de 350 en lo que resta del año.

Se implementará una innovadora Red de Prevención Comunitaria público-privada.

Este nuevo protocolo, aprobado por el Consejo de Política Forestal que lidera el Ministerio de Agricultura, establece algunas acciones importantes, como pautas y estándares para el establecimiento de nuevas plantaciones; establecer fajas libre de plantaciones, dependiendo de vulnerabilidad y de cercanía con caminos; prácticas silviculturales para reducir combustibles; y planes preventivos de discontinuidad de combustibles.

También se considera el apoyo del Estado para que los pequeños y medianos propietarios puedan implementar este protocolo.

Recalcó que este protocolo es voluntario para las empresas, “pero, por lo menos, las principales empresas que están bajo sistema de certificación que representan la mayoría de las plantaciones en el país van a comprometerse en cumplirlo… Aquí, los principales perjudicados materiales de esto son los dueños de los predios, entonces a nadie le gusta quemarse. Hay una motivación súper fuerte para que todos cumplan este protocolo”.

Otra gran innovación que destacó el dirigente es “que estamos implementando sistemas para el combate nocturno de los incendios. Eso existía en las brigadas terrestres de las empresas, pero los aviones privados no pueden volar en las noches por disposición de la Dirección Aeronáutica. Lo que se está trabajando es, primero, disponer de equipos que permitan volar en las noches y hacer una coordinación, a través del Ministerio del Interior y del Ministerio de Defensa, para que en ciertas condiciones sea permitido el combate nocturno aéreo”.

EL IMPACTO DEL SUPERTANKER E ILYUSHIN

En los incendio ocurridos en la temporada pasada, sin duda, el protagonismo en el combate de las llamas se lo llevaron los enormes aviones Supertanker, que podía cargar 75 mil litros de agua, y el Ilyushin II-76, con capacidad de 42 mil litros.

Raga aclaró que, aunque las empresas se inclinaron por equipos medianos “de alta maniobrabilidad, que pueden actuar en zonas complicadas y que pueden atacar rápidamente incendios”, para “nosotros fue un aporte muy importante. Además, debido a toda la promoción que se les hizo, trajo un efecto sicológico súper importante en la gente que estaba sintiéndose afectada”.

“Para esta temporada, por las conversaciones que se están teniendo, es posible que contemos con el apoyo de equipos de magnitud muy importante, como por ejemplo aviones del Ejército”, añadió.

VIDEO EXPLICATIVO DE LA RED DE PREVENCIÓN COMUNITARIA