Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama: La importancia de la detección precoz

Es el cáncer más frecuente en la mujer chilena y se ha transformado en la segunda causa de muerte femenina en nuestro país, alcanzando una cifra que supera las 1.450 defunciones: una mujer fallece cada 6 horas en Chile por esta enfermedad.

401

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama, tumor maligno que se produce por la multiplicación y crecimiento exagerado de células anormales, producto de un conjunto de alteraciones genéticas, algunas heredadas y otras adquiridas.

De acuerdo a lo explicado por el Dr. Luis Ignacio De la Torre Chamy, ginecólogo especialista en cáncer mamario de Clínica Ciudad del Mar y jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, dicho cáncer se caracteriza por comenzar en las células del tejido mamario, donde si no es detectado a tiempo, puede extenderse al resto del cuerpo: por vía linfática a través de los ganglios hacia la axila y cuello, y por vía sanguínea a otras localizaciones, como huesos, hígado, pulmón y cerebro.

Esta enfermedad tiene rostro de mujer, pero afecta a toda la familia, pues se presenta en mujeres que se encuentran en la plenitud de su vida, muchas de las cuales son jefas de hogar, líderes en sus áreas de trabajo y madres empoderadas de sus familias.

De acuerdo a lo señalado por el Dr. De la Torre, “en la mayoría de los casos se ven afectadas mujeres sobre los 50 años, pero hemos visto con preocupación cómo en los últimos años este cáncer se presenta en jóvenes. Detectarlo a tiempo sigue siendo la mejor estrategia para sobrevivir a este cáncer, ya que permite tratamientos menos invasivos y con menores secuelas físicas y emocionales. Por esta razón debemos insistir en la importancia del diagnóstico temprano, el cual puede obtenerse por medio de exámenes oportunos”.

A partir de los 40 años se recomienda a las mujeres realizarse una mamografía anual, de esta forma se puede diagnosticar la existencia del cáncer en una fase inicial, es decir, cuando aún no es clínicamente palpable. Así se podrá actuar con un tratamiento conservador.

Respecto al autoexamen, existen signos que pueden ser identificados por la mujer y que le permitirán buscar atención médica especializada: la presencia de un nódulo, irregularidades en el pezón con secreción o sangrado, cambios de coloración de la piel o retracción del tejido. Sin embargo, cuando se detecta un cáncer por estos signos, estamos actuando de forma tardía y muchas veces el pronóstico de la mujer es menos favorable.

La detección oportuna, requiere una correcta combinación de tecnología y experiencia certificada, la cual puede incluir mamografía, ecotomografía, resonancia nuclear magnética mamaria y  Tomosíntesis, exámenes disponibles.

El cáncer de mama detectado a tiempo puede ser curado, logrando que ocho de cada diez mujeres con esta enfermedad sobrevivan después de 10 años del diagnóstico.