Chilenos toman resguardos: aumentan 16% su ahorro bancario

El director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, afirmó que la población nacional está juntando más dinero que antes a modo de prevención, en vista de los vaivenes económicos del país.

206

En medio de los vaivenes que vive la economía nacional, las familias están buscando alternativas para resguardarse financieramente. Los chilenos aumentaron su ahorro bancario en 16% hasta los $4.597 millones alcanzados en julio de este año, según un informe elaborado por Chiledeudas en base a datos de la SBIF. En igual período de 2016, el monto llegaba a $3.966 millones.

Esto sucedió, de acuerdo con el director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, dado que “la gente junta dinero en momentos de incertidumbre económica como el actual para contar con un ‘colchón’ en caso de emergencia y, además, está tomando consciencia de la relevancia de esta importante práctica financiera como es el ahorro para así no sobreendeudarse con la banca y el retail”.

Igualmente, la cantidad de cuentas de ahorro en Chile crecieron 6% desde las 14,8 millones existentes a julio del año pasado hasta las 15,8 millones de igual período de 2017. De hecho, el director de Chiledeudas recordó que el 59% de los habitantes del país han declarado que juntan dinero, siendo una cifra en expansión, porque en ciclos anteriores el ítem quedaba en 53%.

REGIONES

En tanto, la región donde la población ahorra más es la Metropolitana con $2.075 millones, casi la mitad del total nacional, seguida por la de Valparaíso que anotó $497,2 millones y la del Biobío, que computó $454,4 millones. Estas son las zonas con mayor cantidad de habitantes en el país.

Por la contraparte, la región donde la población menos ahorra es la de Aysén con $29 millones, seguida por la de Arica y Parinacota con $59,8 millones, y la de Tarapacá con $61,5 millones. Estas zonas extremas del país tienen baja cantidad de habitantes.

Entre los principales motivos para ahorrar, se encuentra el cubrir emergencias o imprevistos, la necesidad de viajar y el pago de la educación. Pero las razones que más crecen son invertir ese dinero guardado, comprarse una casa y adquirir un auto. Y surgen también puntos como poder dejar de trabajar un tiempo y pagar operaciones médicas.