Comunas del sector norponiente de Santiago lideran alza en victimización

El estudio de Paz Ciudadana revela que junto con éstas, los mayores incrementos de denuncias por delitos de mayor connotación social se dieron en las regiones del Libertador Bernardo O’ Higgins, Valparaíso y El Maule.

379

Recoleta, Huechuraba, Independencia, Conchalí, Quinta Normal, Estación Central, Lo Prado, Pudahuel, Cerro Navia, Renca y Quilicura, son las comunas que promediaron un 45,4% de victimización, según el índice 2017 de la Fundación Paz Ciudadana.

La cifra no deja de ser preocupante ya que supera en poco más de 6 puntos el promedio del país (39,5%) en materia de robos o intentos de robo, según el desglose de la medición en un período de seis meses en esas localidades del sector norponiente de la capital.

En regiones, las ciudades que presentan los mayores niveles de victimización en el mismo periodo son Rancagua con un 42,1% y Valparaíso con un 40,8%. Las que menos delitos presentan conforme a las denuncias son Curicó en la región del Maule con un 28,7%, Coyhaique en Aysén con un 21,3% y Punta Arenas en Magallanes con un 16,6%.

En la Región Metropolitana —dividida en 4 macro zonas— además de la zona norponiente, en la surponiente (Pedro Aguirre Cerda, Cerrillos, Lo Espejo, Maipú, El Bosque, San Bernardo y Padre Hurtado), la victimización llegó a 42,6%.

En estas mismas zonas, el índice de temor también supera los promedios del Gran Santiago (17,8%) y el país (16,6%). En las comunas del sector nororiente el índice de temor llega a un 19,9% y el suroriente un 19,6%. En los hogares de las comunas de la zona nororiente aumenta el “temor alto”, aunque siempre dentro del margen de error de la medición.

Sólo las personas víctimas de la zona nororiente superan el nivel de denuncias del promedio nacional (55,1%), llegando a un 58,9%.

PREVENCIÓN FOCALIZADA
Las cifras nos muestran una concentración de la victimización en determinadas zonas del país, por lo que la labor preventiva y de persecución criminal debe también focalizarse. Claramente en el caso de la Región Metropolitana los hogares que más sufren con la delincuencia son los de la zona norponiente, lo que viene repitiéndose año a año sin una respuesta eficaz por parte de las instituciones”, señaló el director ejecutivo de la entidad, Daniel Johnson.

El índice (que contempla un margen de error de +/-6,2%) reporta que Copiapó (+11,6%), Rancagua (+10,7%), Puerto Montt (8,9%) y Valdivia (8,0%) aumentaron su victimización respecto al 2016. Las mayores bajas porcentuales en tanto se registraron en Curicó (-8,2%) y Concepción (-7,2%).

Además, 5 ciudades del país superan el promedio nacional del nivel de temor e inseguridad, el que llegó a un 16,6%. Copiapó e Iquique tienen un índice de temor de un 22,4%, Viña del Mar de un 20,6%, además de el Gran Santiago y La Serena con un 17,8% y un 17,4%, respectivamente.

Las ciudades con menores niveles de temor e inseguridad en el país son Osorno en la región de Los Lagos con un 6,9%, Coyhaique con un 7,6% y Punta Arenas con un 8,3%.

Si bien el índice de denuncia en el nivel nacional arroja un promedio de un 55,1%, hay 4 ciudades de amplia concentración de habitantes en donde se registraron mayores niveles de no denuncia: En Puerto Montt un 48,9%, en las comunas del Gran Santiago un 52%, en Valparaíso un 53,1% y en Rancagua un 54,5%.

GESTIÓN COMUNAL
En cuanto a la evaluación de autoridades, policías y Gobierno, el alcalde de Copiapó registra la peor evaluación ciudadana con un 2,9 (nota de 1 a 7). Le siguen el de Antofagasta y Valdivia, ambos con un 3,7. En tanto, la mejor evaluación se la anotan el edil de Punta Arenas con un 4,5 y el de Puerto Montt con un 4,3.

Las alzas más significativas se dieron en los alcaldes de Arica, Valparaíso, Concepción, además de el de Puerto Montt y Punta Arenas. Las bajas más significativas, por su parte, se registraron en Rancagua que pasó de una nota 5,0 a un 4,2, y Temuco, que pasó de un 4,4 a un 4,1.

Los alcaldes de las comunas de la zona nororiente (Providencia, Ñuñoa, Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes y La Reina) obtienen la mejor evaluación ciudadana (un 4,5 en escala de 1 a 7).

ACCIONAR DE POLICÍAS Y GOBIERNO
Carabineros sufre bajas significativas en Viña del Mar en donde pasó de un 4,9 a un 4,2 (en la escala de 1 a 7); Valparaíso en donde pasó de un 4,6 a un 4,2; Rancagua en donde pasó de un 4,8 a un 4,4; Temuco de un 4,6 a un 4,2; Osorno de un 5,2 a un 4,7; Punta Arenas de un 5,1 a un 4,7 y las comunas que componen el Gran Santiago en donde la evaluación pasó de un 4,7 a un 4,3.

Carabineros baja sus notas en todas las comunas que componen el Gran Santiago, al pasar de un 4,7 a un 4,3 en una escala de 1 a 7 (baja considerada estadísticamente significativa).

La PDI bajó sus notas significativamente en Valdivia en donde pasó de un 4,9 a un 4,4; Osorno de un 5,2 a un 4,9; Punta Arenas desde un 5,0 a un 4,6 y el Gran Santiago en donde pasó de una nota 4,6 a un 4,4.

La evaluación del Gobierno, en tanto, mejoró en 7 de 19 ciudades, aunque siempre con notas muy bajas: Arica, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Curicó, Concepción y Puerto Montt.