Encuesta Casen 2015 reveló realidad de los jóvenes chilenos en empleo, educación y nivel socioeconómico

La reducción en índices de pobreza, el aumento en los años de estudio y los ingresos laborales son los datos más relevantes del estudio realizado hace dos años y presentado hoy por el Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de la Juventud.

455

El Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de la Juventud dieron a conocer este jueves los resultados de la Encuesta Casen sobre jóvenes, última separata del instrumento de caracterización socioeconómica del 2015 que estudió la situación de los hogares de Chile.

Según la encuesta, la población de entre 15 y 29 años representa al 24,3% del total, es decir, 4.262.916 personas. De ellas, el 36% se concentra mayoritariamente en el tramo de edad comprendido entre los 20 a 24 años, llegando a 1.528.692.

En términos de la situación de pobreza por ingresos, se aprecia una reducción estadísticamente significativa, disminuyendo 2,2 puntos porcentuales, pasando de 14,4% en 2013 a 12,2% en 2015.

En el caso de la pobreza multidimensional, en el periodo 2013-2015 que considera cuatro dimensiones (Educación, Vivienda, Salud y Trabajo y Previsión Social) se registra una disminución estadísticamente significativa desde un 22,1% a un 21,0%. En tanto, incorporando la dimensión de Entorno y Redes, la tasa de pobreza llega a un 22,5%.

EDUCACIÓN

Respecto a la situación educacional de los jóvenes, la encuesta muestra que este grupo posee un mayor número de años de estudio en relación a la población adulta de 30 años o más, alcanzando en promedio 12,4 años mientras que la población adulta llega a 10,4 años de estudios en promedio. Estos cambios son congruentes con el aumento de la escolaridad obligatoria a 12 años implementada en la década del 2000.

Cuando esta información se desagrega por quintil de ingreso autónomo per cápita del hogar, se aprecia que son los quintiles de ingresos más bajos los que presentan un menor número de años de estudio, mostrando diferencias significativas entre el primer y quinto quintil, las que se acentúan a medida que aumenta la edad de la población (por ejemplo, en el grupo de 25 a 29 años, la escolaridad promedio es de 11,4 años en el caso del primer quintil y 15,8 años en el último quintil).

En tanto, las tasas de asistencia neta a la educación media han mejorado, alcanzando un 73,6% en 2015, en comparación con el 60,0% que se reportaba en 1990.

En el caso de la educación superior, se registra un aumento en la tasa de asistencia neta que es significativa entre el año 2013 y 2015, pasando de un 36,7% a un 37,4% y registrando un aumento de 24,6 puntos si se compara este último valor con la cifra registrada en 1990 (12,8%).

TRABAJO

En relación a la transición hacia su inserción en el mercado laboral, se estima que un 48,5% de los jóvenes participa en el mercado laboral, con una diferencia 12 puntos porcentuales entre hombres y mujeres (54,5% y 42,6%, respectivamente).

En cuanto a la tasa de ocupación ésta alcanza a 41,3%, observándose también brechas entre sexos y quintiles. Es así como los jóvenes pertenecientes a hogares de menores ingresos presentan una menor tasa de ocupación en promedio, 20,4% en el quintil I y 57,1%, en el quinto, lo mismo sucede en el caso de las mujeres (35,8%) en comparación a los hombres (46,9%) de entre 15 y 29 años.

En relación a los ingresos, tanto en hombres como en mujeres se aprecia que el ingreso de la ocupación principal es menor al de la población de 30 años o más, llegando a 358.918 pesos en jóvenes y a 492.800 pesos en la población adulta (cifras en pesos de noviembre de 2015). No obstante, el ingreso de los hombres es mayor al de las mujeres en $41.595 en este grupo etario ($377.033 entre los hombres y $335.438 en las mujeres del mismo rango de edad).

MATERNIDAD

En relación a la fecundidad y maternidad adolescente y juvenil, se observa que del total de mujeres de 15 a 29 años, un 65,4% no ha tenido hijos/as, mientras que un 23,5% ha tenido un solo hijo/a y un 11,1% tuvo 2 ó más hijos/as.

En el grupo adolescente (15 a 19 años), en tanto, menos de un 10% de mujeres ha tenido hijos, porcentaje que se incrementa en el grupo de 25 a 29 años, en que más de la mitad de mujeres ha sido madre. Este indicador muestra importantes contrastes socioeconómicos, puesto que mientras en el primer quintil de ingreso las mujeres de 15 a 29 años que no han tenido hijos/as representan un 54,8%, esta proporción llega a un 85,5% en el quinto quintil.

  • Alejandro Soto

    Viva Bachelet ,la mejor presidenta de la historia de Chile , supera por lejos los gobiernos , encabezados por hombres …..?

    • Alejandro Soto

      PiÑera es solo un mal recuerdo ,con sus ministros ,y el mismo ,formalizados , por corrupcion ,facturas falsas ,y cohechos , ej :Pablo Longuiera , y PiÑera ….?

  • josé manuel cubillos m

    Un millón de jóvenes con derecho a voto vive en la pobreza.
    Trabajo, salud y escuela.
    Los obreros no se fueron.
    Cataban los Prisioneros en los 80.