Presentan estrategia para la gestión de incendios forestales

Durante 2015 se registró un máximo histórico de 8.049 incendios, con un territorio afectado de más de 128.000 hectáreas.

220

Durante esta mañana la Presidenta Michelle Bachelet, junto al director ejecutivo de Conaf, Aarón Cavieres, y al director nacional de la Onemi, Ricardo Toro, presentó la Estrategia para el Fortalecimiento de la Gestión en Incendios Forestales para la temporada 2017-2018.

Según explicaron las autoridades, a diferencia de otros años, durante este verano se pondrá énfasis en proteger a las viviendas, en la prevención y mitigación de incendios, mayor cooperación y coordinación público-privada y se implementarán brigadas nocturnas para el combate de las llamas.

“Hemos reformulado nuestra estrategia de combate, teniendo dos grandes ramas: una que busca proteger las viviendas, con todo un equipamiento especializado en ello. Se trata de brigadas más pequeñas basadas en el uso de retardantes que van a estar protegiendo que el incendio no llegue a las ciudades y viviendas”, explicó Cavieres.

“Por otra parte, está la rama convencional que tiene que ver con el combate de incendios, donde implementaremos brigadas nocturnas que estarán protegiendo durante la noche las zonas pobladas y también se agregan las brigadas mecanizadas, todo esto apoyado por un fuerte componente aéreo”, añadió.

En tanto, el director de la Onemi señaló que “ahora, los incendios forestales como lo pueden ver en California (EE.UU.) y como ocurrió en el verano son escenarios donde hay que enfrentar la situación de que avanzan en el día y la noche. Por lo tanto, esta es una iniciativa que parte desde la persona que tiene desmalezar, hasta los alcaldes que tienen que tener su plan de emergencia de incendios forestales, cortafuegos y, va creciendo hasta el plan básico que tiene Conaf”

La mandataria, además, recordó “la terrible situación que debimos enfrentar en el verano recién pasado, con incendios forestales especialmente agresivos donde tuvimos que lamentar la pérdida de vidas humanas, además de miles de hectáreas que fueron arrasadas por las llamas”.

Desgraciadamente los incendios forestales son una realidad a la que los chilenos nos enfrentamos todos los años, y sabemos que las condiciones de calor, y geográficas de nuestro territorio permite que alcance velocidades y rapidez en la propagación que no habíamos visto antes, pero se ha instalado un escenario más adverso de lo habitual”, añadió.

En ese sentido, Bachelet precisó que durante 2015 tuvimos un máximo histórico de 8.049 incendios, con un territorio afectado de más de 128.000 hectáreas, y la temporada 2016-2017 en Chile hubo un menor número de incendios, en total 5.244, pero éstos afectaron a 569.000 hectáreas arrasadas por el fuego.