FMI recortó previsión de crecimiento de Chile en 2017 y la mejoró para el 2018

El reajuste en el aumento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año se explica por la debilidad de la inversión privada, la producción minera y el consumo público.

263

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó este martes su previsión de crecimiento para la economía chilena este año al 1,4% desde el 1,6% del pasado julio, pero la elevó para el 2018 al 2,5% desde el 2,3% pronosticado ese mes.

El reajuste en el aumento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año se explica por la debilidad de la inversión privada, la producción minera y el consumo público, precisó el FMI en su informe de Perspectivas Económicas Mundiales presentado este martes en Washington.

Asimismo, el FMI fundamenta el repunte esperado para el año próximo en el “afianzamiento de la confianza, el alza de los precios del cobre y los recortes de las tasas de interés realizados en los últimos meses”.

El organismo internacional espera que la cuenta corriente de la balanza de pagos de Chile cierre este año con un saldo negativo equivalente al 2,3% del PIB y al 2,8% del producto en el 2018.

Respecto de la inflación, prevé para este año una tasa promedio del 2,3% y del 2,7% para el próximo, mientras que en materia de desempleo, estima que cerrará este año con una tasa del 7,0% y del 6,8% el próximo.

Las cifras del Fondo Monetario Internacional son menos optimistas que las del Banco Central y el Gobierno de Chile.

En su último Informe de Política Monetaria (Ipom), la entidad emisora ajustó al alza -con un rango de entre un 1,25 y un 1,75%- su previsión de crecimiento para este año, mientras que para 2018 estableció una horquilla de entre un 2,5 y un 3,5%.

El Gobierno, en tanto, fijó en el proyecto de Ley de Presupuestos que tramita actualmente el Congreso un aumento del PIB del 1,5% este año y del 3% para 2018.

En el sector privado, el Ejecutivo también observa mayor optimismo y habla de “brotes verdes” de la economía tras tres años seguidos de desaceleración, el último de ellos, con un PIB del 1,6%.

En cuanto a la inflación, tras una variación negativa de los precios al consumidor (-0,2%) el pasado mes de septiembre, la tasa acumulada en lo que va del año quedó en el 1,4% y la interanual en un 1,5%.

El Banco Central prevé que esta última suba a alrededor del 3%, en la mediana de su rango meta (2-4% en un horizonte de dos años) hacia finales del 2018.

El FMI, en su informe, mejoró levemente su pronóstico de crecimiento para América Latina este año, desde un 1 a un 1,2% y lo elevó también, en una décima, para la economía mundial, al 3,6% este año y al 3,7% el próximo.