¿Cómo ordenar financieramente su pyme antes de que termine el año?

Quedan menos de tres meses para finalizar el 2017 y el experto y gerente general de CFC Capital, Juan Campos, entrega cuatro recomendaciones para culminar de buena forma el año.

152

Se acerca paulatinamente el fin de año y las miles de pymes del país comienzan a enfocarse en ordenarse financieramente para finalizar bien este 2017.

Es por eso que el experto en financiamiento para pymes y gerente general de CFC Capital, Juan Campos, entrega las siguientes 4 recomendaciones para terminar el año de manera ordenada.

Mantener las obligaciones de la empresa: la idea es siempre, al comenzar un nuevo mes, priorizar los sueldos, los impuestos y proveedores estratégicos, esto es fundamental para tener un flujo de cada bien diseñado, es fundamental lograr la mayor cercanía posible de los números presupuestados con la realidad de la empresa.

Tomar medidas oportunas: estamos en el momento preciso para ordenar las cuentas y el flujo de caja, para no llevarnos sorpresas ni descalces a fin de cada mes. Hay que ordenar las finanzas de manera tal que siempre se recuperen los dineros antes de que venzan las obligaciones, para así no caer en mora y poder terminar el año ordenado y comenzar de mejor manera el siguiente. Si las cuentas nos ahogan, quizá es el momento de refinanciarse a largo plazo.

Optar por el financiamiento correcto: por lo menos un tercio de las pymes del país tienen algún grado de morosidad, lo que redunda en el famoso Dicom. En periodos de desaceleración de la economía como el actual, y al ver que los márgenes se estrechan y el acceso al crédito se dificulta, se abren algunas oportunidades de financiamiento alternativo. Un ejemplo de ello son las operaciones de factoring, leasing y leaseback que solucionan el problema de liquidez en la pyme o permiten la adquisición de nuevos activos.

Importancia del ambiente laboral: las pymes son parte del motor de desarrollo de la economía de nuestro país, representando el 98% del total de empresas formales existentes (881 mil), y contribuyendo con el 63% de los ocupados en Chile. Son imprescindibles para nuestra economía, por lo que terminar el año gratificando a nuestro personal es trascendental. Una de las formas para lograrlo es por ejemplo, otorgar un aguinaldo. De esta forma los trabajadores se sienten más reconocidos y se incrementa la productividad.