Ataques con ácido, el nuevo temor de los ciudadanos de Londres

Un preocupante ascenso con ataques con diversos productos corrosivos está azotando Londres, convirtiéndola en la capital del mundo con más ataques de este tipo.

440

Los ataques con ácido en Europa han ido preocupantemente en alza y mantienen atemorizada a la sociedad. Los números son alarmantes, ya que este tipo de agresiones subió de 261 en el año 2015 a 455 en el 2016 al menos en la capital de Inglaterra.

Algunos especialistas aseguran que los ataques ya son “una epidemia”, y afirman con estupor la “facilidad” para acceder a sustancias corrosivas.

También Londres, seis personas resultaron heridas el sábado por la noche en por lanzamientos de ácido durante una pelea entre dos grupos de hombres, indicó este domingo la policía británica, que detuvo a un sospechoso.

“Lo que pudo parecer en un primer momento ataques aleatorios resultó ser, tras mayores verificaciones, un incidente en el que estaban implicados dos grupos de hombres”, indicó en un comunicado Ade Adelekan, el responsable de la policía de Newham, un barrio del este de Londres.

El detenido fue un adolescente de 15 años.

Postal de la emergencia del día sábado / Foto: Metro.uk

En muchos escenarios los agresores han utilizado material corrosivo para reducir a sus víctimas. Estos atraques van desde: robos, ataques sexuales, racismo, episodios de celos, pero también hay ataques que se han realizado escogiendo victimas al azar, y que incluso turistas los han sufrido sin saber la razón, muchos lo atribuyen a que éstos podrían ser un nuevo método de “ataque terrorista”.

Expertos consideran que los ataques con ácido han proliferado porque son sustancias accesibles en tiendas e incluso en el hogar y hasta ahora su uso tenía menos consecuencias que el de otras armas.

Los atentados con ácidos o sustancias corrosivas, que pueden ser productos como ácido clorhídrico o, el más frecuente, ácido sulfúrico, se han multiplicado exponecialmente en Reino Unido y, muy específicamente, en Londres donde, en 2016, se denunciaron 394 casos de un total de 720 en el país; en 2015, 322; en 2014, 182, según la Policía Metropolitana.

Las cifras colocan a la ciudad del Támesis como la “capital mundial” de este tipo de ataques que, en muchas ocasiones, dejan ciegas a las víctimas, si el ácido cae sobre los ojos.

Infografía The Sun
Infografía The Sun

Según consigna el sitio BBC Mundo, en todo Inglaterra se registran dos casos al día. Según la Sociedad Internacional de Supervivientes de Ácido (ASTI, por sus siglas en inglés), en 2016 hubo más de 500.

“Esto significa que Reino Unido tiene uno de los niveles de ataques con ácido per cápita más altos del mundo“, señaló director ejecutivo de esta entidad, Jaf Shah.

“ERA COMO SI MI CARA INTENTARA APARTARSE DE ELLA MISMA”

Jabed Hussain, un repartidor de comida relató de esta forma como sufrió el ataque por parte de unos encapuchados al momento de parar en una esquina mientras realizaba su trabajo.

“De pronto, oí el sonido de agua”, recordó. “Miré a la izquierda y vi una moto con dos chicos que tenían máscaras y trataban de atacarme otra vez”, prosiguió.

“Al principio no me di cuenta de que era ácido. Pensaba que era agua. Pero la piel se me empezó a secar y a empeorar”.

Hussain fue uno de los cinco londinenses agredidos con el mismo patrón de procedimiento en un intervalo de 90 minutos. El vídeo en el que se le ve sin camiseta mientras un par de policías le echan agua en la cara recorrió los noticiarios del mundo.

Mientras Londres sigue bajo amenaza luego de los ataques terroristas sufridos durante este 2017, la policía y las autoridades tienen más trabajo con esta nueva y violenta oleada.