Comuneros imputados en caso Luchsinger-Mackay se suman a huelga de hambre

Además dos comuneros encarcelados en el marco de la Operación Huracán también iniciaron una huelga.

320

Los comuneros mapuches Luis Tralcal Quidel, Juan Tralcal Quidel y José Tralcal Coche, imputados por el incendio con resultado de muerte en el caso Luchsinger-Mackay, se sumaron a la huelga de hambre que llevan por 111 días cuatro mapuches en protestas por la aplicación de la Ley Antiterrorista.

Con ello, los comuneros se sumaron a Pablo, Benito y Ariel Trangol Galindo, además del comunero Alfredo Tralcal Coche, quienes se encuentran recluidos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco y exigen no ser juzgados bajo la ley antiterrorista.

Según informó Gendarmería, los internos hicieron entrega de un manuscrito en el cual dieron a conocer que a contar de esta fecha inician una huelga de hambre líquida.

En el documento, los mapuches realizaron las siguientes peticiones para finalizar con la huelga: un juicio justo dentro de un plazo razonable, la no aplicación de la ley antiterrorista, libertad bajo fianza bajo el artículo N°140 y la no utilización de testigos sin rostro.

Por otra parte, dos comuneros encarcelados en Valdivia por la Operación Huracán, también se sumaron a la huelga.

Fidel Tranamil y Martin Curiche, señalaron a través de un comunicado que “atendiendo al debido proceso y la persecución estatal hacia el pueblo mapuche, a través de la Ley Antiterrorista, entendemos que nuestra prisión política obedece a la nula capacidad resolutiva de legítimas demandas históricas de nuestro pueblo“.

Además escribieron que la Operación Huracán fue la respuesta de “un Estado débil y servil de los poderes capitales, y los intereses electorales“.

Al final del comunicado señalaron que depondrán la huelga cuando sean acogidas las peticiones de los cuatro comuneros en huelga por el Caso Iglesia y además pidieron que no se aplique la Ley Antiterrorista, un debido proceso judicial y el traslado a la Cárcel de Temuco.