Constanza Piccoli de exchica “BKN” a empresaria: “Hoy en día mi trabajo es mi centro de estética”

Es rostro de una campaña internacional de Always que busca incentivar a las adolescentes a lograr confianza pese al fracaso. Ahora la ex “Cata” de “BKN” está dedicada al rubro empresarial con su centro de estética Mi Espacio Integral en Las Condes, un trabajo que la llena mucho y tiene contenta, según reveló a La Nación.

2567

La actriz en formación partió su carrera artística a los 10 años en la serie “BKN” de Mega, motivada por sus ganas y el respaldo de sus papas, quienes desde siempre la han apoyado a ella y a sus hermanos en todo lo que quieren hacer.

Tras cinco años de finalizada la serie “BKN”, Piccoli aún siente que no puede desmarcarse del personaje porque reconoce que el público aún la recuerda como la “Cata de BKN” pese a los múltiples roles que ha tenido en diversas teleseries tras el fin de la serie. Eso y mucho más, lo aborda en la siguiente entrevista que otorgó a La Nación.

¿Qué te motivó a participar en la campaña de Always “Como niña”?

“Bueno, la iniciativa es principalmente porque es una marca y una campaña muy linda, que es para las mujeres, y para las niñas sobre todo, para que aprendan a tener un poco de confianza en sí mismas, para que crean en ellas mismas, y eso para mí es lo más importante, porque en el fondo a mí me lo inculcaron siempre desde muy chica como creer en lo que uno hace, ser confiado cuando uno decide, o sea, tomar la decisión de hacer algo, de meterse en un proyecto, sea cual sea, entonces, como que Always también trata como un poco de crear esa confianza en las niñas.

Y hay niñas que no la tienen, ya sea familiarmente o las amistades no les dan esa confianza y la idea es que esta campaña las haga sentir un poco como apoyadas, ¿cachai? Para poder hacer lo que ellas quieran hacer y realizarse en lo que quieran hacer en su vida”.

 ¿Y cuál sería el mayor fracaso en tu vida?

“Uno de mis grandes fracasos que igual no fue tan fracaso porque en el fondo pude salir de ahí, cachai? Yo había trabajado toda mi vida y tenía mis ahorros y decía ¡pucha! quiero hacer algo, quiero trabajar en algo distinto, quiero crear mi propia empresa, cachai? Pero nunca supe bien de qué, como que siempre era como ropa o no sé algo pa’l pelo, como que pensaba en muchas cosas y llegó un momento en el que se me presentó la oportunidad de formar un centro de estética, el cual fuera integral, un centro de estética que no fuera invasivo al cuerpo… Y eso como que llegó a llenar mi vida un poco, porque logré eso, pero antes de que eso sucediera hubo un fracaso gigante, o sea, yo dije ya, filo, no voy a hacer nada, cachai? Voy a quedarme ahí, onda, intenté  hacer cosas, intenté hacer muchas cosas y muchas no me resultaron, entonces llegó un momento en que…”.

¿A nivel económico dices tú?

“Eh… De todo tipo, de nivel económico y también como que no me sentía como exitosa. En el fondo como que sentía que estaba de repente vendiendo algo que no me llenaba tanto, que no trataba con gente. A mí me encanta tratar con gente, entonces, en este caso no trataba con gente, era como vender algo por hacer algo ¿cachai? Y sentí el fracaso, sentí como que dije, “ya, no voy a ser capaz”.

“Obviamente siempre tuve detrás como a una familia súper importante que me decía: ‘dale, dale, dale, da lo mismo, tenís 20 años, podís fracasar, ¿cachai? Podís caerte, la idea es que te parís y volvai a intentarlo… Y así sucedió todo esto, cachai? Pero dentro de eso, un fracaso muy grande, así muy difícil de levantarse’”.

¿Qué proyectos estás realizando ahora?

“Bueno, hoy en día mi trabajo es mi centro de estética, que se llama Mi Espacio Integral y como decía anteriormente es un trabajo que me llena mucho porque uno trabaja con gente, trata con gente. Tú ves cómo sale una persona muy feliz porque pudo arreglar algo que físicamente le molestaba un poco, entonces es como súper gratificante en ese sentido mi pega. Eh… También hay otros proyectos televisivos que no los puedo comentar ahora porque están ahí como recién siendo proyectos, cachai? Entonces prefiero guardármelo para que resulte… Y en eso en verdad. Mi trabajo hoy en día es eso y bueno con Always que también es como una marca bacán con la que trabajo hace rato ya”.

Perfecto. Oye ¿y cómo ha sido esta experiencia de desmarcarte de la chica “BKN” que todos te recordamos ahí en la serie y todo y ahora ver a la Constanza ya más en el ámbito más empresarial?

“Es súper difícil porque yo creo que todavía no me puedo desmarcar de la chica “BKN”. De verdad, o sea, como que en la calle me reconocen. He hecho varias teleseries más, pero siempre he sido la niña de “BKN”; ‘La Cata de “BKN”’, ‘la niña de “BKN”’, entonces como que ha sido súper difícil desmarcarse de eso y en general mis papeles no han sido muy diferentes a los que había hecho desde chica, cachai? O sea, el único papel más o menos diferente que me tocó últimamente fue hacer de mamá de un niñito, qué se yo…”

En Mamá Mechona…

“En ‘Mamá Mechona’ también hice un papel muy entretenido y en ‘Veinteañero a Los 40’ hice de mamá de un niño que ya era otro proceso y la película que grabé después, que era Prueba de Aptitud, también hice otro papel completamente distinto y ahí siento que recién me pude desmarcar un poquito, pero claro, igual la gente cuando yo estoy en el centro de estética, no sé es como: “tú eres la niña de BKN!” [risas]. Igual, aunque sea… Ni siquiera me ven como empresaria todavía [risas] y no puedo desmarcarme de eso”.

Ya, ¿pero o sea en estricto rigor le tienes cariño a Cata?

Ene… Me encanta.

Oye, ¿Qué tal la experiencia de salir de las teleseries y entrar al mundo del cine?

Fue muy linda experiencia porque había un elenco y un equipo increíble. Fue una experiencia muy, muy linda, con dos directores que eran Augusto Matte y Fabrizio Copano que son unos secos y que hicieron que también sacáramos lo mejor de cada uno en esa película. También nos enseñaron mucho de cine, porque yo nunca había hecho cine, entonces, en ese sentido, fue como primera experiencia fue muy, muy buena”.

¿Volverías a repetir la experiencia del cine?

Sí, completamente, que sí.

En Instagram siempre la rompes con tus sensuales fotografías ¿Qué te provoca eso?

En general, tengo súper buenos comentarios. Trato de ser lo más natural posible en todas mis fotos, de hecho no tengo casi ninguna foto profesional, porque no acostumbro mucho a sacarme fotos así como “hoy día me voy a ir a sacar fotos… con estampa”, ¿cachai? No, no tengo mucho eso y quizás también por eso también es súper criticado porque Instagram hoy día está en una pantalla de uno un poco como un poco exigente, ¿cachai? Como que si no tenís, no sé… Un lugar muy bacán para sacarte una foto, como que se puede ver peor o  puede ser un Instagram más fome, ¿cachai?”

“Yo trato de ser lo más natural posible y creo que eso también da buenos resultados. También he visto otros Instagram que son como puras fotos profesionales, cachai? Y que también da resultados. Yo ya no soy modelo. Entonces, yo como que trato un poco de mostrar mi vida cotidiana, sobre todo en las Instagram Stories. Eh… Ser súper natural, ser súper como no sé cotidiana, fotos con mis amigos, como lo que hago, donde voy, cachai? Como panoramas choros. Ehm… En general, eso”.