Jiles y Mayol acusan “binominal encubierto” para boicotear al Frente Amplio

Los candidatos a diputado calificaron como un “subterfugio” utilizado por la Nueva Mayoría, la negación de créditos del Banco Estado a quienes no tienen un patrimonio abultado para desfavorecer las postulaciones del movimiento al Congreso, acción que –aseguraron- también beneficia a la derecha.

9567

Como una “interpretación subjetiva, mañosa y arbitraria” calificaron este jueves los aspirantes a la Cámara Baja por el Frente Amplio, Pamela Jiles, Alberto Mayol y Doris González, la decisión del Banco Estado de aplicar una norma constitucional para no otorgar créditos a los postulantes al Parlamento que tengan contratos con el Estado, pese a la ley de financiamiento de campañas.

El reclamo se refiere al artículo 57, número 8 de la Constitución que precisa que “no pueden ser candidatos a diputados y senadores personas naturales y los gerentes o administradores de personas jurídicas que celebren contratos con el Estado”, lo que –acusan- se traduce en que prácticamente todos quienes tengan Cuenta RUT u otro convenio de ese orden suscrito con la entidad bancaria estarían impedidos de solicitar financiamiento a esta misma.

“Esta decisión va en contra de la igualdad ante la ley, lo que en el caso significa que no puede existir una discriminación arbitraria en el trato que deben dar el Estado y sus organismos en materia económica a cualquier persona, lo que también se encuentra establecido en la Constitución Política del Estado”, esgrimieron en su declaración.

Subrayaron que la naturaleza jurídica de la entidad bancaria es la de una empresa autónoma del Estado distinta al Fisco, por lo que no goza de inmunidad al patrimonio y no recibe presupuesto del Erario Nacional, “por lo que no existe conflicto de interés respecto del origen de los recursos”.

BINOMINAL ENCUBIERTO

Pamela Jiles, quien le compite a los diputados Osvaldo Andrade (PS) y Camila Vallejo (PC) en el distrito 12 (La Florida, La Pintana, Pirque, Puente Alto y San José de Maipo), acusó directamente al oficialismo de querer obstaculizar las aspiraciones parlamentarias del movimiento cuya carta presidencial es Beatriz Sánchez.

Yo creo que aquí hay un binominal encubierto, efectivamente, pero que además tiene un destinatario que está mucho más focalizado, porque si ustedes siguen la línea de reflexión que hemos hecho, los principales afectados con esta situación somos los candidatos del Frente Amplio, porque es una instancia más nueva, que no tiene partidos que hacen ni harán, espero, la acumulación de dinero que han hecho como los partidos Socialista o Comunista”, dijo.

También apuntó a la Nueva Mayoría y su carta a La Moneda, Alejandro Guillier, señalando que “más allá de los quejidos y los llantos de Guillier, no se ve afectada en concreto en esta elección. Han podido buscar subterfugios para discriminar fundamentalmente a los candidatos del Frente Amplio que los vieron como un elemento peligroso y no considerado, y utilizaron esta maquinaria”.

“BECA DOGGENWEILER”

Respecto a los problemas para financiar las campañas electorales, la periodista y expanelista de programas de farándula también disparó contra el candidato presidencial del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez Ominami y el apoyo de su mujer, Karen Doggenweiller, quien congeló su puesto como rostro de TVN para acompañarlo en su tercera aventura eleccionaria.

En el punto de prensa, al que asistió La Nación, Jiles afirmó con seguridad: “Esto produce una desigualdad en lo concreto. Como ninguno de nosotros tiene fortuna personal, yo, una trabajadora de la televisión hace 40 años, lamentablemente no cuento con la beca Doggenweiler, que permite hacer campaña a costa del erario público, o probablemente de cerrarle la boca a una pobladora en Chiloé o en algún otro lugar del país, nosotros tenemos que trabajar durante el período de campaña y enfrentar esta flagrante discriminación”.

En tanto, Alberto Mayol, quien va por el distrito 10 (Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Granja), señaló que recurrirán a todas las instancias respectivas, incluido el Tribunal Constitucional, para que se pronuncien sobre la medida “impresentable e inaceptable” aplicada por el Banco Estado.

Esta interpretación absurda e insospechada para todos los actores del sistema, de pronto aparece y beneficia a la derecha, lo que resulta incomprensible en un directorio que ha sido nombrado desde este Gobierno. Algunos los interpretan como un gesto a la derecha”, apuntó.

Finalmente, la candidata por el distrito 8 (Quilicura, Lampa, Colina, Til Til, Pudahuel, Maipú, Estación Central y Cerrillos), Doris González, sostuvo que “esta decisión va en contra de la igualdad ante la ley, lo que en el caso significa que no puede existir una discriminación arbitraria en el trato que deben dar el Estado y sus organismos en materia económica a cualquier persona, lo que también se encuentra establecido en la Constitución Política del Estado”.