Remoción de cónsul: Kast acusa persecución política y Piñera apoya la sanción

Candidatos presidenciales de la derecha nuevamente mostraron sus diferencias, esta vez, en su reacción a la forma en que el Gobierno removió a quien ejercía dicho cargo en Melbourne, Australia, por opinar sobre el ex Presidente Allende en una red social.

780

“No se puede atentar contra la libre expresión y opinión de ninguna persona que no use su cargo para expresarla”, sentenció el abanderado presidencial independiente, José Antonio Kast, al criticar la resolución de la Cancillería de marginar de su función al cónsul de Chile en Melbourne, Australia por decir lo que piensa sobre Salvador Allende.

El diputado hizo una presentación este miércoles en la Contraloría General de la República, para que ésta se pronuncie sobre si la sanción que aplicó a Gabriel Jara es una persecución política del Gobierno contra funcionarios del servicio exterior, por haber suscrito en Facebook a su idea de remover la estatua del extinto mandatario (1970-1973) por ser una figura dirruptiva, argumentando que el instructivo señala que no pueden hacer explícitas sus preferencias políticas.

“Esto no es una manifestación política llamando a votar por alguien, él solamente hace uso de su libertad de expresión como lo haría cualquier chileno en cualquier ámbito. Y en este caso el canciller (Heraldo Muñoz) ocupa de manera arbitraria un resquicio, porque la ley dice que un funcionario diplomático no puede en una primaria, en una presidencial o en un plebiscito, llamar o instar a votar por un candidato o por una opción. No dice nada de la libertad de opinión que tiene un agente diplomático”.

Kast recalcó que el proceder de la máxima autoridad de Relaciones Exteriores, es “arbitraria”, ya que no se ha pronunciado sobre el embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, como también respecto del embajador chileno en Alemania, Mariano Fernández, quien –acusó- hace campaña por Ximena Rincón en El Maule.

“Evidentemente, cuando se trata de alguien que puede manifestar una opinión de un sector denominado de derecha, hay una persecución política, porque frente a los mismos hechos y los mismos agentes, vuelvo a decir que el canciller no dice nada cuando se trata de un embajador de izquierda y no recibe ninguna sanción. Eso es inaceptable en un servicio como la Cancillería”.

DECISIÓN PRUDENTE

Consultado por el mismo tema, el aspirante a La Moneda de Chile Vamos, Sebastián Piñera, señaló que los funcionarios diplomáticos son ministros de fe y que por lo tanto “me parece muy prudente y muy sabio que los cónsules se abstengan de expresar sus ideas políticas, y esto vale cuando las expresan en un sentido o en otro”.

Recalcó que dado que el objetivo es promover la participación en las elecciones de los chilenos en el exterior, y que para estos comicios serán en promedio 40 mil del universo de 800 mil, “me parece a bien exigirles a los cónsules, como fue el instructivo, que tengan prescindencia política, la cual garantiza a todos los candidatos que las elecciones que se van a realizar en el exterior, se hará manteniendo la imparcialidad y neutralidad de los cónsules”.