Banco Central cortó línea de crédito a símil de Venezuela por incumplimiento

Esta decisión, según el instituto emisor, fue adoptada en atención a los sucesivos incumplimientos incurridos por el BCV en la cancelación de sus saldos netos deudores durante el 2017 y los riesgos patrimoniales que ello generaba para el Banco Central de Chile. 

662

El consejo del Banco Central de Chile resolvió revocar la línea de crédito bilateral otorgada al Banco Central de Venezuela (BCV) al amparo del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), haciendo uso de la facultad conferida al efecto por el artículo 27, inciso segundo, del mencionado convenio.

Esta decisión, según el instituto emisor, fue adoptada en atención a los sucesivos incumplimientos incurridos por el BCV en la cancelación de sus saldos netos deudores durante el 2017 y los riesgos patrimoniales que ello generaba para el Banco Central de Chile.

Añadió que el progresivo deterioro de los indicadores financieros de Venezuela y el comportamiento del BCV en años anteriores en el marco de este Convenio ya habían motivado la adopción de otras medidas de carácter general en resguardo del patrimonio del Banco Central de Chile.

El consejo encomendó al presidente del banco, Mario Marcel, comunicar la determinación al BCV, y remitir copia a la secretaria de la Aladi, para los efectos previstos en el Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de Aladi y su reglamento.

El artículo 27 señalado faculta de manera expresa y específica a cualquier banco central miembro del convenio Aladi para revocar en forma unilateral la línea de crédito otorgada a otro banco central al amparo del mismo, disponiendo que esta revocación se hará efectiva a los 10 días contados a partir de la fecha en que se realice la pertinente comunicación.

El Banco Central de Chile es miembro del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la Aladi del cual son parte doce bancos centrales latinoamericanos. El objetivo de este convenio es facilitar la canalización de pagos entre personas residentes en los respectivos países a que estos pertenecen, respecto de las operaciones admitidas por el mismo. Lo anterior, mediante la utilización de líneas de crédito recíproco en dólares de los Estados Unidos de América acordadas entre pares de dichos bancos centrales, cuyos saldos resultantes son objeto de compensación multilateral por períodos cuatrimestrales.

Con respecto a la línea con el BCV que se está revocando, el instituto emisor informó que en 1989 ésta fue fijada en 80 millones de dólares y se ha mantenido inalterada desde entonces. En lo últimos años, el BCV ha hecho uso intensivo de ella. A ese respecto, desde el año 2014 el consejo del Banco Central ha venido adoptando sucesivas medidas orientadas a mitigar los riesgos financieros del uso de esta línea, a fin de resguardar su patrimonio.

La implementación de tales medidas permitió reducir significativamente la exposición que originalmente mantenía con el BCV, hasta llegar al monto de US$2,1 millones que actualmente se encuentra impago por el BCV al BCCh. El Banco Central de Chile ha comenzado a hacer las gestiones de cobro.

En todo caso, se deja constancia que el único saldo bilateral contraído al amparo del Convenio Aladi que permanece impago a la fecha al Banco Central de Chile, corresponde al saldo neto deudor adeudado por el BCV y respecto del cual nuestra Institución ejercerá todas las acciones jurídicas a su alcance hasta lograr su total recuperación.