La importancia del liderazgo aplicado a las nuevas generaciones

311

*Por Javier Krawicki

Si bien el liderazgo es el arte de motivar, influenciar y conducir a personas, el rol del líder no es impuesto. Para ser líder se necesita del apoyo de sus colaboradores y son ellos quienes notan las aptitudes, actitudes y lo escogen para guiarlos. Esto básicamente significa que el liderazgo es la habilidad de convencer a otros para que busquen con entusiasmo el logro de objetivos. Hoy un colaborador espera más de su líder que le cuente experiencias, antes que teoría.

Sin lugar a dudas, liderar es algo que puede ser aprendido si se tiene la determinación e interés genuino de hacerlo. No es para cualquiera y lógicamente hay personas que tienen de forma innata esta habilidad. Un líder puede ser más auténtico al expresar con asertividad lo que quiere de su colaborador, pero es importante que entienda que también deberá adaptarse a liderar diversas generaciones, y es allí donde se le plantea un reto muy potente.

Las empresas han enfrentado desde hace años los desafíos de incorporar a sus operaciones el talento de las nuevas generaciones, en particular a los llamados “millennials” o “generación Y”, quienes han sido motivo de diversos análisis y estudios alrededor del mundo. Los “millennials” pueden ser un gran desafío para los líderes si no están habituados a un estilo en donde la retroalimentación sea de manera continua, en donde se busque que el colaborador asuma mayor responsabilidad y compromiso para aprender y resolver situaciones, como también donde se promueva un trabajo en equipo que permita resolver los impactos de la continua rotación.

Por eso, el gran desafío que tienen los líderes es realmente adaptarse e influenciar positivamente a sus diversos equipos de trabajo, y esto lógicamente significa saber gestionar las diferentes generaciones que se plantean dentro de una organización. Ellos buscan que el líder sea, tanto en el ámbito profesional y personal, de la misma forma, esto significa que sea una persona accesible, flexible, abierta y comprensible no sólo en el trabajo, sino que puerta para afuera de la oficina también, logrando que un joven realmente evalúe el liderazgo de dicha persona en su totalidad.  Hoy las nuevas generaciones ven al líder como un todo.

Adicionalmente, y tomando en cuenta a sus propios referentes, las nuevas generaciones buscan sentirse identificados con ellos. Hay varios factores que influyen, como por ejemplo los estilos que utilizan para las comunicaciones con las personas, la forma de trato hacia sus colaboradores, la rapidez con las que se puede aprender de ellos, pero por sobre todo, el cómo transitan los objetivos al margen del logro de los mismos.

Un buen líder debe saber adaptarse a los cambios generacionales y poder lograr liderar de manera exitosa entendiendo las diferentes personas con las que trabaja, y lográndolo con un concepto básico: la empatía.

 

*Javier Krawicki es Cofundador de TuPrimeraPega.cl