Bachelet entregó el premio a la Trayectoria en Cultura Tradicional

En esta segunda versión, el concurso que lleva el nombre de la folclorista Margot Loyola entregó un premio de $8 millones a exponentes de tres categorías: creación, formación e investigación.

179

La Presidenta Michelle Bachelet, junto al ministro del Consejo de la Cultura y las Artes, Ernesto Ottone, y al maestro Osvaldo Cádiz, entregó este viernes el premio a la Trayectoria en Cultura Tradicional Margot Loyola Palacios, que reconoce a personas y agrupaciones que han trabajado en la recuperación y enriquecimiento de la cultura tradicional de nuestro país.

El día 15 de septiembre de 2015, cuando la folklorista hubiese cumplido 97 años, la Mandataria anunció la creación del Día de la Cultura Tradicional y de este galardón.

“Margot Loyola, en su larga vida, no dejó nunca de recordarnos que las danzas y la música de Chile, en su enorme variedad, están vivas, y lo están porque forman parte de la cotidianeidad de nuestra gente, de las mujeres y de los hombres de Chile”, destacó la jefa de Estado.

Esta segunda versión del concurso reconoce a exponentes en tres categorías, quienes reciben un estímulo económico de $8 millones. 

En el área de Creación, fue destacado el grupo La Chimuchina, conjunto de música y performance fundado en 1993 por José Pérez de Arce y Claudio Mercado, al alero del Museo Chileno de Arte Precolombino, que ha trabajado en torno a las sonoridades prehispánicas.

En la categoría Formación, fue premiada la Familia Madariaga, cantores a lo poeta de larga trayectoria y por la riqueza del trabajo colectivo transgeneracional; padre, hijo y nieta. El fundador de este trabajo, don Arnoldo Madariaga, y su hijo Arnoldo Madariaga López constituyen un patrimonio vivo de Chile y su nieta, Emma, con sólo 15 años, es reconocida como cantora y compositora en décimas.

Y en Investigación, fue galardonado José Pérez de Arce, musicólogo, museógrafo, dibujante e investigador, ligado desde sus inicios (1981) al Museo Chileno de Arte Precolombino. Su trabajo ha recorrido desde la música de los pueblos originarios de Los Andes a otros distintos aspectos antropológicos de nuestras culturas originarias.

Su especialización como arqueomusicólogo le ha permitido trazar continuidades y transformaciones dentro de períodos prehispánicos y entre estos y la actualidad, como son la teoría de continuidad de los bailes chinos desde tradiciones sur andinas ligadas a la expansión de Tiwanaku.

Bachelet valoró el aporte de cada uno de los premiados al rescate de la cultura nacional y subrayó que “celebramos también a quienes reciben el Premio a la Trayectoria en Cultura Tradicional que lleva el nombre de Margot Loyola y lo hacemos aquí, en el Palacio de Gobierno, para que no haya duda alguna de la importancia que asignamos a este reconocimiento”.

“Sabemos que a veces –más que a veces, diría yo- Chile es mezquino con sus talentos, con sus creadores y con sus investigadores. Y queremos que estos reconocimientos tengan la visibilidad que se merecen, porque apuntan al rescate de saberes y valores que es importante preservar y difundir”, puntualizó.