Fernando Karadima fue dado de alta tras sufrir infarto

El arzobispo Ricardo Ezzati informó que el expárroco condenado por el Vaticano por abusos sexuales ya regresó al hogar de ancianos San José, en Lo Barnechea.

159

El sacerdote católico condenado por abusos sexuales y suspendido de por vida, Fernando Karadima, fue dado de alta luego de sufrir un infarto. 

El expárroco de la Iglesia Sagrado Corazón de El Bosque estuvo internado de gravedad en el Hospital Clínico de la Universidad Católica desde el pasado viernes.

De acuerdo a lo informado por el Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, Karadima ya regresó al hogar de ancianos San José, de las religiosas de la Congregación de Santa Teresa Jornet, ubicado en Lo Barnechea.

Fernando Karadima, en febrero de 2011, fue considerado por el Vaticano culpable de cometer abusos sexuales entre 1981 y 1995, y lo condenó a una vida de oración y penitencia.

Asimismo, en noviembre de ese mismo año, la Justicia determinó que el religioso cometió abusos contra cuatro feligreses, cuando tres de ellos (Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo) eran menores de edad, aunque en la oportunidad se consideró que los delitos habían prescrito.