Informe Valech: legisladores apelan a resguardo de las víctimas

La puerta que abrió el anuncio de la Presidenta Bachelet de levantar el secreto sobre el testimonio de quienes contaron las vejaciones que padecieron durante su prisión política en dictadura, generó varias reacciones en los miembros del Congreso acerca de esta garantía ofrecida por el Estado.

362

Como una “mala idea” calificó este martes el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma, la decisión del Gobierno de liberar el secreto que por 50 años debía mantenerse en torno a las identidades de quienes padecieron prisión política y tortura durante el régimen militar y que brindaron su testimonio en la llamada Comisión Valech.

“Me parece una mala idea, no tengo claro el objetivo final y a lo menos concuerdo en que se requiere el consentimiento de la persona”, dijo el legislador de oposición sobre el proyecto de ley con que el Ejecutivo quiere terminar con esa garantía que el Estado les ofreció a los afectados a cambio de registrar su historia y otorgarles una reparación.

“Aquí es el Estado el garante de la reserva respecto de las declaraciones y da la impresión que ahora eso no se está buscando porque el Estado dejó de comprometerse. No fue una forma de juicio sino de plantear una verdad. Me duele que el Estado plantee que tiene que romper su palabra. Todas las declaraciones que se han hecho en momentos de dificultad tienen una garantía de que iba a haber sigilo, reserva. No me parece razonable que después se diga que esa reserva no va a existir. El día de mañana si se requiere por otras razones garantizar la reserva del Estado alguien va a creer que eso va a ser así”, cuestionó.

A su turno la candidata presidencial y senadora DC, Carolina Goic, valoró la decisión de la Mandataria para hacer justicia en los casos de derechos humanos pendientes pero subrayó que son las víctimas registradas en el Informe de la Comisión sobre Prisión Política y Tortura que encabezó el fallecido sacerdote Sergio Valech, las llamadas a aceptar aquello.

“Creo que eso tiene que pasar por la autorización de la persona. Muchas personas prestaron sus testimonios entendiendo que eran reservados por un tiempo importante. Hay situaciones que probablemente muchos quieren que sus familias no conozcan, vejaciones brutales como una violación a mujeres que incluso engendraron hijos producto de ello y tienen derecho a querer mantenerlo en reserva, así como otros sí quieren que se sepa”, indicó.

A su turno, el senador independiente Pedro Araya señaló que se inhabilitó para votar dicho proyecto porque su padre, el ex diputado y alcalde por Antofagasta, Pedro Araya Ortiz, está mencionado en el informe Valech, ya que fue detenido y torturado en la Base Aérea de Cerro Moreno de esa ciudad y posteriormente trasladado a otro centro de detención en Santiago llamado Cuatro Álamos.

Sin perjuicio de aquello, explicó el legislador, “he señalado en la Comisión de Derechos Humanos que necesitamos avanzar en verdad y justicia” y por ello son importantes los testimonios que dieron aquellas personas que concurrieron a la instancia pueden entregar datos de contexto para saber si una persona estuvo detenida o no en algún cuartel del Ejército o de las policías y saber si algún funcionario de las FFAA estaba en ese lugar.

No obstante, acotó, “lo que plantee es que es importante mantener el secreto que quisieron mantener las víctimas, porque cuando ellas colaboraron lo hicieron en el entendido que se iba a mantener el secreto por 50 años, a fin de resguardar sus datos personales y el testimonio que entregaron por distintas razones, sobre todo las mujeres que fueron víctimas de torturas y abusos sexuales que no querían que se supiera”.

Por eso, recalcó, pidió que  de levantarse el secreto por causas de derechos humanos, debe resguardarse la identidad de la víctima y por ello se evalúe un mecanismo para que se omita su identidad y sólo la conozcan las partes, no sea pública.

En tanto, el diputado PPD y miembro de la comisión de Defensa, Jorge Tarud, se refirió a la  discusión inmediata al proyecto de ley con el que se busca levantar el secreto a la Comisión Valech I.

Si bien en principio los testimonios se dieron sin que hubiese secreto, puede haber gente que hoy en día haya cambiado de opinión y realmente desee mantener en reserva su testimonio. Es por ello que respaldo el hecho de que las víctimas o sus familiares, en el caso de su fallecimiento, puedan expresar su opinión, si es que quieren que se publique o no su testimonio, que exista la posibilidad de que quien lo desee pueda proteger su privacidad”.

COMPROMISO DE RESGUARDO

Por su lado el Gobierno contestó que tomará todos los resguardos necesarios para proteger la privacidad de las personas que entregaron antecedentes, especialmente sobre tratos humillantes bajo apremios, y que son parte del secreto del Informe sobre Prisión Política y Tortura.

El titular de Interior, Mario Fernández, explicó que el anuncio de Bachelet de levantar el secreto del Informe Valech debe concretarse mediante una ley “porque debe regularse las situaciones muy distintas que ocurrieron cuando esa información se entregó”.

“Hay informaciones que entregaron bajo la reserva de que no se supieran las humillaciones de las cuales habían sido objeto, entonces, seguramente se van a tomar resguardos para que la privacidad de esas personas víctimas de la dictadura sea debidamente resguardada”, enfatizó.