Visitan fosa donde habría restos de detenidos desaparecidos en ex Colonia Dignidad

La romería realizada al lugar situado en las inmediaciones de la Villa Baviera, sirvió para reafirmar la esperanza de quienes perdieron a sus seres queridos en la Región del Maule tras el Golpe Militar de 1973, de encontrarlos confirmando la denuncia hecha hace un tiempo por un ex colono.

411

En el marco conmemorativo del 11 de septiembre, miembros de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) del Maule llegaron el domingo la ex Colonia Dignidad para visitar un lugar en el que podría haber una fosa común, donde presuntamente estarían sepultadas osamentas de víctimas de la dictadura militar.

El lugar se encontraría a 12 kilómetros al interior del reducto y se dio a conocer a raíz de un testimonio de un colono, quien reveló la situación que procedió a indagar el ministro en visita Mario Carroza, quien ordenó efectuar el reconocimiento y ubicación del lugar el pasado 25 de agosto, aunque todavía no se ha procedido a excavarlo.

“Hay un nuevo indicio, una luz de esperanza de que algunos de nosotros sepamos si esta tierra aún oculta a uno o varios de nuestros amados familiares. Tenemos que ser prudentes, cautos. No debemos hacernos expectativas más allá de lo que la ciencia y la correcta actuación del juez Mario Carroza nos vaya diciendo”, expresó la presidenta regional de la organización, Myrna Troncoso.

La mujer hizo un llamado a otros colonos alemanes o ex conscriptos que hayan participado en estos hechos a que se acerquen al magistrado o a los familiares para darles su versión o datos fidedignos de dónde podrían hallarse los restos.

Nosotras somos madres, hermanas, abuelas. Buscamos a nuestros queridos familiares porque es una herida abierta que no sana si no hay verdad. Si saben algo, por favor acérquense. Esto nos ayuda a nosotros, pero también a quienes tengan esa información. Será un alivio de conciencia para ellos que fueron mandados por oficiales”, afirmó.

También informó que a cargo de las diligencias en terreno estarán los antropólogos Iván Cáceres y Keneth Jensen y que, de ser necesario, solicitarán al Gobierno de Alemania que provea fondos necesarios o tecnología para que apoyen las tareas científicas.